El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, exhortó al Senado a que apruebe leyes que obligarían a las corporaciones, sindicatos y organizaciones de cabildeo a que revelen cuanto gastan en las campañas electorales.

Las leyes también prohibirían el financiamiento de empresas con más del 20 por ciento de capital extranjero.

El presidente Obama dijo que los llamados “grupos de sombra” están acumulando decenas de millones de dólares para ejercer influencia en las próximas elecciones legislativas.

Obama agregó que “los intereses especiales fuera de control le están haciendo daño a la democracia".

Por su parte, el Senado estadounidense someterá a votación un proyecto de ley que contrarrestaría una decisión de la Corte Suprema la cual revocó límites al financiamiento de campañas, permitiendo a las corporaciones gastar cantidades ilimitadas de dinero en las elecciones.