En un encuentro mensual, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se reunió con su consejo de seguridad nacional en el que trataron sobre la situación en Afganistán y Pakistán.

La Casa Blanca dio a conocer que el embajador estadounidense en Afganistán, Karl Eikenberry, informó sobre los esfuerzos para apoyar una mayor gobernabilidad y responsabilidad en el país, y sobre las próximas elecciones parlamentarias en Afganistán.

Por su parte, el máximo comandante de la OTAN en Afganistán, general David Petraeus, informo sobre la situación en materia de seguridad e indicó que las fuerzas estadounidenses se encuentran “en su momento máximo de operatividad”.

A su vez, Petraeus dijo que la milicia está enfocada en una ofensiva contra los bastiones y el liderazgo del Talibán, entrenando a fuerzas de seguridad afganas y apoyando la reintegración, dirigida por el gobierno afgano.