La ONU anunció que reubicará 600 de sus empleados internacionales en Afganistán debido a preocupaciones de seguridad.

La Organización de las Naciones Unidas anunció que reubicará temporalmente a por lo menos 600 de sus empleados internacionales en Afganistán debido a preocupaciones de seguridad.

Un portavoz de la ONU dijo que la organización decidió trasladar a cerca de la mitad de sus 1.100 empleados internacionales en Afganistán a lugares más seguros dentro y fuera del país.

La semana pasada militantes del Talibán mataron a cinco trabajadores extranjeros de la ONU durante un asalto a una casa de huéspedes de la Organización, en Kabul.

Entre tanto, fuerzas de la OTAN dijeron que un soldado estadounidense pereció cuando militantes atacaron una patrulla de la alianza en el este de Afganistán.

La OTAN también indicó que sus fuerzas mataron a varios presuntos militantes en las provincias de Wardak y Khowst.

En Washington, el principal militar estadounidense, Almirante Mike Mullen, dijo que el presidente Hamid Karzai debe enjuiciar a los funcionarios corruptos y tomar otras acciones para establecer la legitimidad de su gobierno, tras la fraudulenta elección.