La Suprema Corte de Justicia de Nicaragua anunció que se encontraron fallas en la reforma constitucional de no reelección y por ello habilita al actual presidente Daniel Ortega a ser reelegido en las elecciones de 2011.

En octubre de 2009, la Sala Constitucional declaró inaplicable el artículo constitucional que prohíbe la reelección presidencial y limita a únicamente dos mandatos en Nicaragua.

Sin embargo, el partido de oposición a mostrado su inconformidad a tal medida, ya que, la decisión fue tomada por el Supremo Judicial que está integrado sólo por jueces sandinistas y algunos jueces sustitutos.

“Esto es un absurdo y una ilegalidad más de los sandinistas en el poder”, denunció Edgar Navas, uno de los pocos magistrados opositores del tribunal.

Ortega gobernó por primera vez Nicaragua de 1984 a 1990 y concluye su segundo mandato presidencial el 10 de enero de 2012.