Funcionarios de la ciudad de Nueva Orleáns en el sur de Estados Unidos, informaron que bolas de alquitrán llegaron al famoso Lago Pontchartrain, donde los residentes pescan y realizan actividades recreativas.

Las Autoridades municipales indicaron que equipos de limpieza recogieron unos 770 kilogramos de alquitrán que traspasaron las barreras absorbentes que protegen el lago.

Los fuertes vientos del Golfo de México empujaron las bolas de alquitrán y los restos de petróleo hacia el lago.

Por su parte, las autoridades del estado de Luisiana cerraron el sector este del lago para la pesca.

Entre tanto, el principal funcionario del gobierno que supervisa la respuesta al derrame, que duplicará la captura de petróleo a 53 mil barriles diarios.