Una largamente anticipada visita del presidente chino, Hu Jintao, a Washington finalmente se producirá en enero del año 2011, anunció el secretario de Justicia de Estados Unidos, Eric Holder.

Durante una visita a Beijing, Holder dijo que ambos países tienen la esperanza de lograr progresos en varios temas antes de la visita de Hu.

El presidente Barack Obama invitó a Hu a una visita de estado cuando ambos se reunieron al margen de la cumbre del G-20 en Toronto, en junio de 2010.

El presidente chino aceptó de buen gusto, pero la planificación ha sido demorada en medio de ficción entre los dos países.

Los problemas incluyen una disputa sobre la moneda china, ejercicios navales estadounidenses con Corea del Sur en el Mar Amarillo y la intervención de Estados Unidos en disputas territoriales entre China y sus vecinos en el Mar del Sur de China.