Por lo menos 1.000 personas realizaron una silenciosa manifestación frente a la sede de la Iglesia Mormona en Salt Lake City, la capital del estado de Utah.

Los manifestantes protestaban por comentarios de un líder de la iglesia sobre la homosexualidad.

En un discurso pronunciado con motivo del aniversario de la iglesia, Boyd K. Packer, presidente de la Iglesia de los 12 apóstoles, dijo que la homosexualidad es una condición que puede y debe ser superada.

Los manifestantes dicen que los comentarios de Packer son hirientes e inexactos.

Los comentarios siguieron a una serie de recientes suicidios de adolescentes que habían enfrentado acoso anti homosexual, en persona y a través de la internet.

Los manifestantes en la protesta se sentaron en las veredas y formaron una cadena humana en cerca de la iglesia.