El Aeropuerto Internacional de Miami volvió a operar con normalidad desde las 4 de la mañana, tras haber sido evacuado por algunas horas.

Las autoridades de la terminal detuvieron a un pasajero con un objeto sospechoso, lo que obligó a llamar al escuadrón antibombas y varias salas tuvieron que ser cerradas, informaron autoridades.

Un escuadrón antibombas pasó horas examinando detenidamente todo el aeropuerto. Los pasajeros tuvieron que ser desalojados y las pistas fueron cerradas como medida de precaución, dijeron policías y funcionarios del aeropuerto. También fueron clausuradas cuatro de las seis salas.

La terminal reanudó las operaciones por completo a las 4:00 de la mañana, para empezar a operar con las primeras salidas programadas. "Todo ha vuelto a la normalidad", dijo el portavoz del aeropuerto, Greg Chin.

La Administración de Seguridad en el Transporte (TSA, por sus siglas en inglés) no reveló la identidad del pasajero y sólo informó en un comunicado que un guardia detectó algo sospechoso en una pieza de equipaje en la noche del jueves. "El pasajero fue localizado y ahora está bajo custodia de las autoridades", dijo la TSA.

El documento tampoco indicó qué clase de objeto sospechoso era, pero dijo que un escuadrón antibombas de la policía y otros agentes de la ley fueron desplegados en el aeropuerto.