El presidente de Madagascar, Marc Ravalomanana, renunció y transfirió el poder a los militares.

El presidente firmó una orden el martes, en la que manifiesta su decisión, dijeron funcionarios y diplomáticos.

Ravalomanana ha enfrentado crecientes protestas encabezadas por el líder opositor Andry Rajoelina.

Rajoelina acusó al presidente de transformarse en un dictador, y le pidió, en reiteradas ocasiones, que renunciara.

El gobierno trató de sofocar las protestas pero gradualmente perdió el apoyo de los militares.

Soldados tomaron control de un palacio presidencial en la capital, Antananarivo, el lunes. Testigos dijeron que Rajoelina entró al palacio el martes, saludado por soldados y partidarios.

Ravalomanana estaba, según el último informe, en otro palacio rodeado por partidarios acérrimos y guardias.