El presidente Barack Obama expresó su gratitud por la aprobación en el Senado de un proyecto de ley para ayudar a los pequeños empresarios.

La medida que facilitará el acceso al crédito fue aprobada por la Cámara Alta de Estados Unidos, facilitando el acceso de los empresarios a los préstamos.

Durante una reunión con vecinos a comienzos de semana, en el condado de Fairfax, Virginia, un pequeño empresario propietario de una industria que trabaja en el sector de energía limpia, describió ante el presidente Obama sus dificultades para acceder al crédito y la imposibilidad de contratar más empleados.

El mandatario agradeció a los senadores republicanos, George Voinovich y George LeMieux, por unirse a 59 demócratas e independientes en una votación para poner fin al debate sobre la propuesta legislación.

Sin embargo, el presidente Obama criticó a la oposición del partido Republicano por haber bloqueado la medida durante meses.

A la vez, el mandatario criticó a la oposición del partido Republicano por haber bloqueado la medida durante meses.

Si el proyecto es aprobado esta semana, como se anticipa, dará a los pequeños empresarios varias reducciones de  impuestos y creará un controversial fondo de $30.000 millones de dólares para pequeños bancos.

Los republicanos describieron el fondo de préstamo como un nuevo rescate financiero a los bancos y han intentado bloquearlo.

En cambio, los partidarios de la medida, dicen que es necesaria porque el reducido mercado de crédito ha impedido que los pequeños negocios obtener el dinero que necesitan para crear trabajos.