Bajo la presión de una creciente ola de críticas provenientes tanto de Venezuela como del exterior, el juzgado de Caracas decidió levantar -al menos temporalmente-, la prohibición de publicar fotos e información sobre hechos violentos emitida contra el diario “El Nacional”.

La medida también afectaba a todos los diarios, revistas y semanarios de Venezuela.

El juez William Páez, de Primera Instancia en Sustanciación y Mediación de Protección del Niño y el Adolescente, comunicó la decisión a “El Nacional”, lo cual fue confirmado posteriormente por el consultor jurídico de la Defensoría del Pueblo, Larry Davoe, en una entrevista concedida en Caracas al canal de televisión VTV.

De acuerdo con la información publicada por los medios venezolanos, la medida es temporal, “hasta que se resuelvan las demandas introducidas contra el periódico”, según señala la decisión del juez.

También se destaca que la decisión del juez se extiende al resto de los medios del país, aunque no está claro qué tipo de fotografías se podrán publicar, lo cual fue criticado por el editor jefe de “El Nacional”, Miguel Henrique Otero.

"El tribunal suspendió parcialmente la medida porque dice que se pueden publicar informaciones hasta que se decida sobre el caso. Esto sigue siendo censura previa porque no dice nada sobre qué fotografía se puede publicar", señaló.

Otero también insistió en señalar que se está haciendo responsable a los medios de prensa por la situación de inseguridad que vive Venezuela, y en particular, Caracas, la capital.

"En la realidad suceden hechos de violencia a diario y cuando un medio publica eso, resulta que la culpa la tiene el medio", indicó.

A pesar del cambio en el pronunciamiento del juzgado, Otero se manifestó escéptico. "No hay que ilusionarse mucho con esto. Evidentemente el Tribunal retrocedió parcialmente su decisión porque era demasiado arbitraria", afirmó.

La decisión

Según el oficio número 118, enviado a “El Nacional”, el diario "podrá realizar publicaciones que contengan información y publicidad de cualquier tipo de contenido de sangre, armas, mensajes de terror, agresiones físicas, imágenes que aticen contenidos de guerra y mensajes sobre muertes y decesos que puedan alterar el bienestar psicológico de los niños, niñas y adolescentes que tienen residencias en la República Bolivariana de Venezuela, hasta que se decida el fondo de la presente acción", según publica el matutino.

La modificación corresponde a la demanda presentada por un fiscal luego de la publicación de una imagen de la morgue de Bello Monte, el pasado 13 de agosto.

La comunicación que recibió “El Nacional” establece que la nueva decisión se debe a que "al hacer una revisión de las actas” se observa que el fallo “debió versarse únicamente a las imágenes y no a la información y a la publicidad” ya que la demanda se refería a “la publicación de una fotografía” publicada en la portada de “El Nacional".