La temporada de elecciones primarias en Estados Unidos llega a su fin con los comicios que se realizarán en varios estados, como Delaware, Nueva Hampshire, Nueva York, Rhode Island, Massachusetts, Illinois y Maryland, y también se celebran primarias en la capital, Washington, en el Distrito de Columbia..

En el opositor Partido Republicano, los activistas del movimiento ultraconservador "Tea Party", continúan desafiando a legisladores en ejercicio, tratando de desplazar a la clase dirigente del partido por sus propios candidatos, para impulsar una agenda económica liberal.

Sin embargo, las autoridades del propio partido Republicano temen que las luchas internas, afectan sus esfuerzos del partido para ganar el control del Congreso y el Senado, en las elecciones de noviembre, cuando oficialismo Demócrata parece debilitado.

Por su parte, el oficialismo Demócrata pondrá especial atención en las contiendas republicanas en Delaware, Nueva Hampshire y Nueva York, donde los candidatos respaldados por el "Tea Party", pueden desplazar a líderes Republicanos.

La expectativa de los Demócratas, es que los Republicanos terminen eligiendo a candidatos ultraconservadores, con tendencias demasiado extremas para los votantes moderados.

"El desorden creado por estas primarias le han dado a los demócratas una ventaja más competitiva en algunas elecciones que pueden ser clave", afirmó Eric Schultz, vocero del comité de la campaña demócrata por el Senado.

En cambio, los Republicanos hacen su apuesta a la creciente ola de descontento de los votantes por la economía y la política, para tratar de recuperar el control de la Cámara de Representantes y posiblemente del Senado.

En lo que va de este año, "aproximadamente cuatro millones de republicanos más que los demócratas han acudido a las urnas en elecciones primarias”, el senador John Cornyn, quien encabeza la campaña republicana por el Senado.

Según el legislador, esto es “una evidencia de la brecha de entusiasmo entre los dos partidos y que deben ser motivo de preocupación profunda para los líderes demócratas a medida que avanzamos hacia noviembre".

Pero otra lectura, es que los ultraconservadores apoyados por el “Tea Party”, han logrado derrotar a figuras establecidas del partido Republicano en las primarias para el Senado en Kentucky, Colorado, Nevada y Alaska, y aún queda la última ronda de primarias.

Precisamente, las primarias que despiertan más interés son las de Delaware y Nueva Hampshire, así como la de Nueva York.

Los estados de Rhode Island, Massachusetts, Illinois y Maryland también celebran primarias  junto con la capital, Washington, en el Distrito de Columbia.