Las autoridades de Indonesia informaron que por lo menos 23 personas murieron y más de 160 están desaparecidas después que enormes olas causadas por un terremoto, azotaran un grupo de remotas islas.

El sismo de magnitud 7,7 en la escala Ritcher se produjo cerca de las islas Mentawai, al oeste de Sumatra, pero los informes sobre víctimas sólo se conocieron varias horas después. Se anticipa que el número de muertos aumente.

Autoridades de la Agencia de Manejo de Desastres de Indonesia dijeron que 23 cadáveres fueron recuperados hasta ahora y que 167 personas están reportadas como desaparecidas en poblados costeros azotados por las olas que destruyeron la mayoría de los edificios de la localidad costera de Betu Monga, dijo la oficina responsable de la rama regional del Departamento de Pesca.

"De las 200 personas que viven en ese pueblo, sólo se ha hallado a 40. Permanecen desaparecidos 160, principalmente mujeres y niño", dijo el portavoz de la agencia por teléfono a la agencia Reuters. "Tenemos gente que ha acudido al puesto de seguridad diciendo que no podían encontrar a sus hijos, que fueron arrastrados. Mucha gente está llorando".

En la isla Pagai del Sur, las olas penetraron unos 600 metros en las localidades costeras, mientras que en Pagai del Norte, las olas alcanzaron los tejados de las casas, añadió.

También, un barco de turistas que se encontraba en el área ha perdido contacto por radio desde que ocurrió el sismo, según un comunicado del Departamento de Asuntos Exteriores y Comercio de Australia.

El Centro de Advertencia de Tsunamis del Pacífico dijo en un correo electrónico que hubo un tsunami importante originado por el terremoto.

En diciembre de 2004, un tsunami causado por un terremoto de magnitud superior a 9 en aguas de Sumatra, causó la muerte de más de 226.000 personas, es el tsunami con más víctimas mortales de los que se tienen registro.