El canadiense detenido por las autoridades estadounidenses, Omar Khadr, irá a juicio después de haber permanecido ocho años en la prisión de Guantánamo, en Cuba.

Khard fue capturado en un campo de batalla en Afganistán y es acusado de lanzar una granada que mató al sargento Christopher Speer durante una batalla para controlar un enclave de al-Qaeda en 2002.

El joven de 24 años es el último prisionero occidental en Guantánamo, donde también enfrenta cargos de espionaje, apoyo material al terrorismo, asociación delictiva e intento de asesinato.

Los abogados de Khadr dijeron que aún no hay un acuerdo judicial y que se está tratando de lograr un acuerdo que permita a su cliente declararse culpable para cumplir así el resto de su sentencia en Canadá.

Cualquier acuerdo judicial que involucre a Canadá tendrá que ser resuelto entre Washington y Ottawa.