Marisol Valles, la joven mexicana de 20 años, asumió el mando de la policía de Praxedis, un pequeño municipio que pertenece al estado de Chihuahua, al norte de México.

Valles captó la atención de los medios de comunicación alrededor del mundo debido a que su cargo representa un gran riesgo y peligro hacia su persona. Chihuahua es uno de los estados con mayor índice de violencia en México.

La jefa policial de Praxedis dijo haber aceptado el cargo ya que le gustó la propuesta del proyecto y está a poco tiempo de terminar sus estudios en criminología, lo que le brinda cierta experiencia en su nuevo trabajo. Sin embargo, Marisol acepta que tiene miedo pero que ese sentimiento no es más grande que su esperanza de llevar la tranquilidad a su municipio.

“Miedo sí hay, miedo siempre habrá, pero nosotros queremos lograr en el municipio la tranquilidad y la seguridad” comentó Marisol.

13 personas estarán a cargo de ella y ninguna estará armada, Valles piensa que los principios y los valores son las mejores armas para su trabajo, ya que este será solamente preventivo. Visitarán casa por casa conviviendo con las familias, enfocándose en los valores perdidos y restableciendo el miedo e inseguridad por tranquilidad y esperanza.

El municipio de Praxedis G. Guerrero, cuenta con menos de 10.000 habitantes y se localiza a 80 kilómetros de la zona fronteriza con Estados Unidos y Ciudad Juárez.