Los ministros de finanzas de la Unión Europea acordaron aplicar sanciones automáticas a los países miembros que excedan los topes de deuda y déficit.

Jean-Claude Trichet,  presidente del Banco Central Europeo (BCE), exigió  a los jefes de la Unión Europea aplicar medidas más estrictas para tener control de la deuda pública y castigar a aquellos países que desequilibran la economía de la UE.

El presidente de la Unión Europea, Herman Van Rompuy, dijo que los ministros se reunieron en Bruselas y hablaron de la importancia de monitorear de cerca los presupuestos y las economías de cada estado perteneciente a la Unión.

Sin embargo, no se han dado a conocer el tipo de sanciones que el consejo aplicará al país que no cumpla con la  estabilidad económica requerida, ya que no se ha llegado a un común acuerdo entre los jefes de gobierno.

El BCE comentó la posibilidad de instalar un nuevo comité asesor que vea de cerca los casos de países en crisis y así evitar desastres económicos, como el que llevó a Grecia a la banca rota el año pasado.