Combate a la inmigración
o pérdida de talentos


El gobierno británico dijo que se necesitaban las restricciones para evitar el abuso del sistema de visa de estudiante, aunque muchas empresas británicas critican los cambios, e incluso las Universidades indican que los ingresos que obtienen por los pagos que hacen los estudiantes extranjeros alcanzan a la nada despreciable suma de $3.800 millones de dólares.

Nicola Dandridge, director general de Universidades del Reino Unido, un grupo que representa a las instituciones de educación superior, dice que con este tipo de medida es Gran Bretaña en su conjunto quien pierde.

"Estas son personas altamente calificadas, a muchos de los cuales nos gustaría mantener en el país para trabajos altamente especializados", dijo Dandridge. "Así que la pregunta es si esa pérdida de talento para el Reino Unido es un lujo que nos podemos dar".

Mientras tanto, el gobierno de Gran Bretaña está trabajando un proyecto piloto para obligar a los visitantes procedentes de seis países - India, Pakistán, Bangladesh, Sri Lanka, Nigeria y Ghana- a pagar $4.500 dólares en depósito por la visa.

En un comunicado el gobierno indica que “en el largo plazo estamos interesados ​​en un sistema de bonos para desestimular a quienes tras sus estudios pretendan permanecer por más tiempo, y de esa forma recuperar los costos en el caso de que un extranjero haya utilizado los servicios públicos" del Reino Unido.

Sin embargo India definió la medida como retrógrada.