Durante el mes de julio, las ventas de casas nuevas en EE.UU. se desplomaron a su nivel más bajo en toda la historia, según datos del gobierno. Y los precios de las casas tocaron su nivel más bajo en seis años y medio.

De acuerdo al Departamento de Comercio, las ventas cayeron un 12,4 por ciento hasta una tasa anualizada de 276.000 unidades, la más baja desde que se tiene registros en 1963.

La Asociación Nacional de Agentes de Bienes Raíces, por su parte, informó que en julio el nivel de ventas de casas usadas bajó un 27,2 por ciento en julio, la mayor caída mensual registrada.

Economistas opinaron que esta caída en las ventas de casas nuevas y usadas ocurrió porque la intervención del gobierno en la crisis económica generó expectativas de que el mercado había tocado fondo, cuando en realidad, no lo había tocado del todo.

Y a pesar de las bajas tasas hipotecarias, la demanda por los préstamos es moderada.

La Asociación de Banqueros Hipotecarios informó que las solicitudes de préstamos y de refinanciamiento de créditos subieron menos de un 1,0 por ciento en la primera semana de agosto, siendo que las tasas de préstamos a 30 años están un 4,57 por ciento más bajas, un nivel récord en 20 años, informó la agencia de noticias Reuters.