Un prominente periodista de la televisión, deIrak cayó víctima de las balas asesinas mientras conducía su automóvil en el este de Bagdad.

Riyadh al Sarai fue asesinado por un hombre armado no identificado quien también conducía su coche, en el distrito al Harithiya.

Sarai, quien fue locutor del canal de televisión al Iraqiya, también desempeñaba un cargo político en el gobierno local, en el distrito Shula de Bagdad.

Sarai presentaba, programas políticos y religiosos desde 2005.

Grupos de libertad de prensa informaron que unos 139 reporteros fueron asesinados en Irak desde el 2003.

Reporteros Sin Fronteras publicó el documento calificando la muerte de Sarai como un “claro blanco del crimen”.

A su vez, el grupo urgió a las autoridades iraquíes a dar con aquellos responsables, señalando que sería deplorable para las víctimas que estos no reciban castigos.