Presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado Quesada, quien resaltó la importancia de una respuesta coordinada donde haya mayor igualdad entre los distintos países.
El presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado Quesada, resaltó la importancia de una respuesta coordinada donde haya mayor igualdad entre los distintos países. [Cortesía presidencia Costa Rica].

El presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado, abogó el martes por la creación de un tratado internacional que permita que la salud pública se vista “como un bien global” para prepararse y dar respuesta a futuras pandemias.

La propuesta de Quesada, que toma como punto de referencia las desigualdades, expuestas y amplificadas por el COVID-19, fue hecha durante un evento donde participan varios presidentes de la región y que se realiza paralelamente a la XXVII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno.

El jefe de estado costarricense mencionó cómo la gran mayoría de países actualmente se enfrentan a la “desigualdad en el acceso a las vacunas”, indicó que el 53% de las vacunas vendidas en el mundo están en poco menos del 16% de la población y que el mecanismo COVAX, solo tiene una cuarta parte de esas vacunas.

Indicó que, para que exista una recuperación global, también es necesario un acuerdo en materia económica para vacunar las economías de los distintos países emergentes y en desarrollo.

OPS: COVID-19 Escasez vacunas en Latinoamérica
La Organización Panamericana de la Salud lamenta un retraso en la producción de vacunas para América Latina y anima a las autoridades a reforzar las medidas de seguridad. Informa Judith Martín desde la Voz de América.

“Mientras no haya marcos de principios referenciales o de formas de actuar que garanticen, no en el discurso, sino desde lo fáctico, que nadie quede atrás, la respuesta no será la más eficiente”, señaló el mandatario.

De acuerdo con una nota de prensa emitida por el Gobierno costarricense, la elaboración y adopción de este tratado internacional de preparación y respuesta a pandemias, busca tener su base en puntos claves como “la transparencia, la inclusión y la equidad”, entre otros y tendría que contar con el aval de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el amparo del Reglamento Sanitario Internacional.

El planteamiento fue hecho a los presidentes Pedro Sánchez de España, Sebastián Piñera de Chile, Emmanuel Macron de Francia, al Primer Ministro de Portugal, Antonio Costa y a Xavier Spot, Jefe de Gobierno de Andorra, país que ostenta la Secretaría Pro Témpore del foro donde se hizo la propuesta.

(Colaboración Armando Gómez)