Se espera que las negociaciones se reanunden este lunes y continúen el resto de la semana.
Se espera que las negociaciones se reanunden este lunes y continúen el resto de la semana.

El diálogo entre la oposición y el gobierno de Daniel Ortega en Nicaragua concluyó por esta semana con una ampliación de la puntos a la “hoja de ruta”, pero sin un acuerdo de posibles garantes internacionales.

En un comunicado en conjunto, la opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia y representantes del gobierno explicaron que habían agregado puntos a la lista de 12 presentados originalmente en la "hoja de ruta".

Si bien no hay detalles en qué consisten o cuántos serían, explicaron que las negociaciones "no ha entrado a temas de fondo". "Consideramos crucial que las reglas de la negociación de fondo estén claras y bien acordadas de cara", se lee en el comunicado.

Los temas centrales podrían consistir en la liberación de todos los detenidos por razones políticas, reformas electorales, adelanto de elecciones y justicia para las víctimas de la represión. 

Según declaraciones de representantes del gobierno y la oposición, las conversaciones para solventar la crisis política y social que atraviesa el país desde abril de 2018, se ha llevado en un "ambiente de respeto mutuo". Igualmente han convenido que lo que salga a la luz pública sea a través de los comunicados oficiales.

A pesar de estos puntos de encuentro, medios de comunicación han revelado que el diálogo pudiese estancarse debido a la negativa del gobierno de Ortega de permitir la observación internacional de organismo como la Organización de los Estados Americanos (OEA), las Naciones Unidas (ONU) o la Unión Europea.

También puede leer: Nicaragua anuncia voluntad de acuerdos

Según fuentes de el diario español El País, el Vaticano, a través de su representante en Managua, Waldemar Stanislaw Sommertag, uno de los testigo en esta parte del proceso, hace “gestiones” con el Gobierno para que sea permitido el acompañamiento.

Wilfredo Navarro, uno de los tres diputados del gobernante Frente Sandinista, ofreció una inusal declaración a la prensa donde aseguró que: “No puede haber garantes ahorita. Si todavía no hemos llegado a acuerdos, ¿qué se va a garantizar? Pero definitivamente en la negociación todo eso tiene que salir”.

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, señaló anteriormente que la organización podría participar si da la liberación de los detenidos en el marco de las protestas en contra de Ortega.

Según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), la represión estatal ha dejado al menos 325 muertos, más de 2.000 heridos y 52.000 exiliados, además de cientos de detenidos, desde que comenzó la crisis 10 meses atrás.

Se espera que las negociaciones se reanuden este lunes y continúen el resto de la semana.