FILE - A passer-by is shown near a storefront with closing signs in Boston, Sept. 2, 2020. The U.S. unemployment rate dropped to 7.9% in September, but hiring is slowing and many Americans have given up looking for work, federal officials say.
Un peatón pasa frente a una tienda anunciando su cierre en Boston, Massachusetts, el 2 de septiembre de 2020.

El número de estadounidenses que solicitaron beneficios por desempleo ascendió por segunda semana consecutiva a 885.000, el mayor total desde septiembre, complicando aún más la esperada recuperación económica tras nueve meses de pandemia de coronavirus.

La cifra del Departamento del Trabajo divulgada este jueves superó con creces  las 853.000 solicitudes registradas en la semana que terminó el 5 de diciembre, después de una disminución anterior a 716.000 de la semana que terminó el 28 de noviembre.

Los economistas consideran que en medio de una nueva ola de infecciones de COVID-19, muchos empleadores todavía están recortando empleos ante los cierres de negocios y restricciones que han forzado a los consumidores a mantenerse en sus casas.

Otro informe de datos económicos divulgado este jueves reflejó que las actividades de manufacturas en la región del este de EE.UU. se redujeron en diciembre, y las fábricas están reportando una disminución de nuevos pedidos y crecimiento de empleos.

Sin embargo, el miércoles, la Reserva Federal (FED) señaló que espera que la economía rebote a un ritmo saludable el año que viene después de que las vacunas contra COVID-19 lleguen a más sectores de la población.

El presidente de la FED, Jerome Powell, advirtió que antes de eso, los próximos tres a seis meses serán los más difíciles para el desempleo y las pequeñas empresas debido al repunte de casos de coronavirus, pero advirtió que el banco central está preparado para mantener las tasas de interés en niveles extra-bajos para ayudar a la economía a superar esas amenazas.

Por otra parte, se espera que el Congreso apruebe pronto un nuevo paquete de ayuda por el coronavirus que inyectará dinero a los individuos y más fondos a los desempleados.