Steven Mnuchin, secretario del Tesoro, indicó que logró una exitosa negociación con el Ministro de Finanzas de México.   Foto de archivo.
Steven Mnuchin, secretario del Tesoro, indicó que logró una exitosa negociación con el Ministro de Finanzas de México. Foto de archivo.

Estados Unidos puede otorgar una línea de crédito mayor a México si el país enfrenta una crisis monetaria, según los términos de un nuevo acuerdo firmado el miércoles que sigue al acuerdo comercial entre los dos países.

Así se estableció en una declaración conjunta del Secretario del Tesoro de los Estados Unidos, Steven Mnuchin, y el Ministro de Finanzas de México, José Antonio González Anaya, quienes se reunieron el miércoles en Washington para actualizar el Acuerdo de Estabilización Cambiaria entre ambos países, a través de un memorando de entendimiento.

Según la declaración, México puede negociar hasta 9 mil millones de dólares en una "línea de swap" de moneda con el Departamento del Tesoro de Estados Unidos. La cifra era de hasta 3 mil millones según el acuerdo actualizado por última vez en 1994, cuando entró en vigencia el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) de los países.

González Anaya indicó en su cuenta de twitter que "esta ampliación de 3 a 9 mil millones de dólares refleja el notable crecimiento en los flujos comerciales y financieros que han ocurrido entre nuestras economías en los últimos 24 años y es un reconocimiento a la relación bilateral entre la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, y el Tesoro de los Estados Unidos".

​​

​​"La estrecha coordinación entre nuestros ministerios de Hacienda refleja los beneficios mutuos derivados del crecimiento económico continuo y la estabilidad financiera en nuestras dos economías", señala la página oficial del Tesoro.

​El acuerdo se produce cuando las monedas de los mercados emergentes se enfrentan a la presión global de un dólar estadounidense en alza, a medida que la Reserva Federal eleva las tasas de interés, pero un funcionario del Tesoro dijo a la prensa que no se llegó a un acuerdo anticipando tales problemas en México dado su actual nivel de reservas.

México también tiene acceso a una línea de crédito de 3 mil millones de dólares con la Reserva Federal de los Estados Unidos, que aprovechó durante una crisis del peso en 1995.

Estados Unidos, México y Canadá alcanzaron recientemente un nuevo acuerdo comercial para reemplazar el TLCAN, denominado Acuerdo Estados Unidos-México-Canadá (USMCA), después de más de un año de conversaciones.

El nuevo acuerdo comercial se firmará el 30 de noviembre, pero se espera que el Congreso de Estados Unidos lo apruebe para la primavera de 2019, después de las elecciones de noviembre que podrían trasladar el control de la Cámara de Representantes de los republicanos a los demócratas .

La publicación, en el portal del Departamento del Tesoro también indica que se espera "que nuestros gobiernos firmen el Acuerdo entre EE.UU. y México-Canadá (USMCA) y su posterior aprobación por parte de nuestras legislaturas. El Capítulo de Servicios Financieros incluye compromisos para liberalizar los mercados de servicios financieros y facilitar la igualdad de condiciones para los proveedores de servicios financieros de EE.UU., México y Canadá, incluida una primera prohibición de los requisitos locales de almacenamiento y procesamiento de datos y mayores compromisos transfronterizos".

El documento también indica que Estados Unidos y México están firmemente comprometidos a apoyar el crecimiento y el desarrollo en una frontera compartida, y crear oportunidades económicas en beneficio de las comunidades fronterizas, mejorando la calidad de vida en ambos lados de a frontera compartida.

En cuanto a otras áreas de cooperación, el Tesoro de EE.UU. informó que "estamos explorando de manera proactiva cómo la Oficina de Asistencia Técnica de la Tesorería puede ayudar a México a aprovechar las capacidades técnicas ya impresionantes de la Hacienda para fortalecer las prioridades de México para las reformas de políticas del sector económico y financiero". 

Se destaca además que el Tesoro y la Hacienda han mantenido un fuerte diálogo para lograr cumplir los objetivos mutuos de prosperidad en el Triángulo Norte de América Central.

El nuevo acuerdo de financiamiento entre EE.UU. y México actualiza un programa vigente desde 1941. No garantiza ningún financiamiento ni establece los términos específicos de dichos préstamos.