Archivo-El avión de la primera dama de Estados Unidos, Melania Trump, se vio obligado a regresar a la base militar de Andrews el miércoles 17 de octubre de 2018 debido al humo en la cabina.
Archivo-El avión de la primera dama de Estados Unidos, Melania Trump, se vio obligado a regresar a la base militar de Andrews el miércoles 17 de octubre de 2018 debido al humo en la cabina.

El avión de la primera dama de Estados Unidos, Melania Trump, se vio obligado a regresar a la base militar Andrews el miércoles, debido a la presencia de humo en la cabina, lo que retrasó temporalmente su viaje a un hospital de Filadelfia.

Tras confirmar el percance, la portavoz de la señora Trump, Stephanie Grisham, dijo que "todos están bien y todos están a salvo" después de que el avión regresó a la pista en la Base Andrews, en Maryland.

Grisham explicó en un comunicado que el avión presentó un "problema mecánico menor". 

El aterrizaje ocurrió unos 15 minutos después del despegue, cuando se percataron que la cabina del avión comenzó a llenarse de humo y había un olor a algo que se estaba quemando, dijeron personas a bordo.

Un miembro de la tripulación les dio a los pasajeros toallas húmedas para que se los cubrieran por el olor, dijeron los reporteros.

Melania planeaba reunirse con las familias de niños afectados por la exposición de sus madres a los opioides mientras los bebés estaban en el útero, como parte de su campaña conocida como "Be Best".

Al menos una reportera de televisión que viajaba con la primera dama, informó en Twitter el incidente y también indicó que todos estaban a salvo.

​​

​​"Melania Trump se dirigía a Filadelfia para un evento esta mañana, pero su avión regresa a Andrews debido a un "problema mecánico"", escribió en Twittter la periodista de CNN en la Casa Blanca, Kaitlan Collins.

Un video publicado por The Associated Press mostró el momento que personas abandonaban el avión.

​​Medios indicaron que hubo un humo en la cabina unos 10 minutos después del despegue. Un miembro de la tripulación entregó toallitas húmedas para que los pasajeros se las pusieran en la boca, y los agentes del Servicio Secreto se apresuraron a alcanzar la parte delantera del avión.

No quedó inmediatamente claro qué causó el problema en el avión, un Boeing C-32A identificado como "Bright Star".

El evento al que asistia la primera dama estaba previsto en el Hospital Universitario Thomas Jefferson, donde el Secretario de Salud y Servicios Humanos, Alex Azar, se uniría a Melania Trump.

Ella misma había indicado en Twitter su plan de realizar la visita el miércoles.

​​Este centro médico ha brindado atención a madres con trastornos por el uso de opioides y a sus hijos recién nacidos durante más de 45 años.

Con información de AP y Reuters