Una pareja del sur de California utilizaba un dron para entregar drogas ilegales a sus clientes, afirmaron las autoridades. Foto de archivo de droga incautada.
Una pareja del sur de California utilizaba un dron para entregar drogas ilegales a sus clientes, afirmaron las autoridades. Foto de archivo de droga incautada.

Benjamin Baldassarre y Ashley Carroll, de Riverside, fueron acusados el martes de posesión de sustancias controladas con fines de venta y poner en riesgo a un menor. 

Se desconoce si cuentan con abogados que puedan comentar sobre los cargos. 

La policía arrestó a la pareja el jueves, después de que los vecinos sospecharon que vendían drogas. 

De acuerdo a las autoridades, un dron entregaba las drogas a los clientes en un estacionamiento cercano. Posteriormente, los compradores conducían frente a la casa de la pareja y arrojaban el pago en el jardín. 

Los cargos por poner en riesgo a un menor se derivan de que la hija de 9 años de Baldassarre vivía en la casa, en donde la policía señaló que encontró jeringas y drogas entre las que se cree que incluyen metanfetaminas, caramelos con LSD y fentanilo en polvo. 

La niña fue entregada a su madre.

AP