Algunos exiliados cubanos en Miami reaccionaron airadamente a la noticia del cambio en las relaciones entre EE.UU. y la isla.

La comunidad cubana en Miami muestra profundas divisiones en sus sentimientos sobre el restablecimiento de las relaciones diplomáticas con Cuba.

Desde apacibles charlas hasta gritos y discusiones públicas fue la reacción de muchos miembros de la comunidad cubana exiliada en Miami, quienes se expresaron tras el cambio anunciado por el presidente Barack Obama en las relaciones hacia Cuba.

La Voz de América realizó un recorrido  por emblemáticos lugares frecuentados por cubanos en  Miami, donde algunos más conciliadores también manifestaron su opinión.

“Falta  un año  y medio presidente para que no estés aquí... falta un año  y medio y va a ser republicano”, advirtió María Rosabal a Barack Obama.
“Yo creo que ya es tiempo para que nos  movamos hacia adelante”, dijo por su parte Edwin Rivera.

Una encuesta de Reuters realizada  previo al anuncio establece que un 55 por ciento de los hombres y un 32 por ciento de las mujeres están a favor del cambio en las relaciones.

“[Obama] nos  hizo una traición grande a nosotros los cubanos y más a los  cubanos que votaron por él en Miami”, dijo por su parte Iván Martínez.

"No vamos a confundir la libertad con el libertinaje", agregó Mayra González.

“Vamos a ver la verdad. La juventud va a ver la verdad. Si tú me das libertad, a ver, ¿por qué tú me estás oprimiendo?", filosofó a su vez Ángel Pérez.

Mientras muchos deploraron la acción de Obama, de la misma manera otros mostraron su apoyo incondicional al mandatario estadounidense.

"Él único que está apoyando a Obama en Miami soy yo", dijo Santiago Portal.

Sin embargo, otros no dudaron en desestimar este cambio de política hacia la isla.

"Esto es un teatro. Nada de lo que [Obama] planteó puede hacerlo”, señaló el exprisionero político Rafael Domínguez.