El vicepresidente de EE.UU. Mike Pence y el coronel del ejército retirado Richard Dean, vicepresidente de la Fundación Korean War Veterans, rinden honor a una bandera usada en una ceremonia conmemorativa por el retorno de restos de soldados de la Guerr...
El vicepresidente de EE.UU. Mike Pence y el coronel del ejército retirado Richard Dean, vicepresidente de la Fundación Korean War Veterans, rinden honor a una bandera usada en una ceremonia conmemorativa por el retorno de restos de soldados de la Guerr...

Estados Unidos espera comenzar negociaciones, cara a cara, con Corea del Norte, el próximo mes, para reanudar la búsqueda de los restos de soldados estadounidenses, dijo el jueves un alto funcionario del Pentágono.

Kelly McKeague, director de la agencia del departamento de Defensa responsable de los prisioneros de guerra (POW) y desaparecidos en acción (MIA), dijo que el objetivo es comenzar en la primavera de 2019 la búsqueda en antiguos campos de batalla, si se puede llegar a un acuerdo sobre las actuales áreas de controversia.

Los restos de dos soldados estadounidenses que murieron, durante la Guerra de Corea y devueltos por Corea del Norte, hace dos meses, han sido identificados positivamente, pero McKeague no reveló sus nombres. Dijo que la Casa Blanca quiere hacerlo. Los restos se encontraban entre un número indeterminado de 55 cajas que el ejército norcoreano entregó a funcionarios estadounidenses, el 27 de julio.

Más tarde, el jueves, el vicepresidente Mike Pence participó en una ceremonia simbólica y habló sobre la recuperación de los restos en la Fundación de Veteranos de la Guerra Coreana, pero no reveló los nombres de los dos que han sido identificados.

Pence presentó una bandera estadounidense que cubrió las 55 cajas. Dijo que esperaba que los restos sean "un comienzo de lo que está por venir ", de las futuras recuperaciones de los fallecidos en la guerra en Corea del Norte.

EE.UU. realizó excavaciones, en Corea del Norte, entre 1996 a 2005, pero fueron suspendidas, en medio de crecientes tensiones políticas y militares en la península de Corea.

McKeague dijo que no estaba claro cuántas personas están contenidas en las 55 cajas, pero que podrían ser docenas, más de 55. Describió los huesos como un "mish-mash" que requerirá análisis de ADN y otro extenso estudio. Las primeras dos identificaciones se produjeron con relativa rapidez, dijo, porque los restos incluían cráneos parciales con dientes que podían corresponder a registros dentales, así como clavículas combinadas con registros militares de rayos X.

Los restos contenidos en las 55 cajas estuvieron almacenados por el ejército norcoreano, probablemente por décadas. Se cree que miles de restos adicionales yacen en los campos de batalla de Corea del Norte y en antiguos campos de prisioneros de guerra. McKeague dijo que el Pentágono desea enviar equipos de búsqueda y excavación al país, la próxima primavera, si se pueden hacer acuerdos anticipados.

Corea del Norte presentó recientemente los términos propuestos para las operaciones de búsqueda de seguimiento, pero McKeague dijo que la propuesta fue rechazada. Describió el ofrecimiento como "desubicado" y dijo que algunos elementos no eran razonables. Citó como ejemplo una demanda de que Estados Unidos proporcione ocho ambulancias además de otros vehículos, combustible, alimentos y otros artículos.

Estados Unidos está preparando una contrapropuesta, dijo McKeague, y ofreció reunirse con un equipo de negociación norcoreano, en un tercer país, a finales de octubre.