El republicano Paul Ryan y el demócrata Joe Biden se medirán en un debate sobre política nacional e internacional.
El republicano Paul Ryan y el demócrata Joe Biden se medirán en un debate sobre política nacional e internacional.

Los candidatos a la vicepresidencia se enfrentan este jueves en su primer y único debate electoral que tendrá lugar en Danville, Kentucky.

El vicepresidente de EE.UU., el demócrata Joe Biden, y el candidato vicepresidencial republicano, Paul Ryan, sostendrán este jueves en Danville, Kentucky, su primer y único debate electoral de cara a los comicios del 6 de noviembre.

A pocos días ya para las elecciones, los debates entre los candidatos presidenciales son los que se roban la mayor atención de los votantes, y el primero que ya tuvieron Barack Obama y su rival Mitt Romney fue presenciado por 67 millones de televidentes.

Pero en virtud de lo reñida que se figura la contienda el careo entre Biden y Ryan podría ser más importante de lo acostumbrado.

El intercambio de puntos de vista, durante hora y media, cubrirá tanto tópicos de política nacional como internacional, y estará divido en nueve segmentos de alrededor de 10 minutos cada uno.

Analistas señalan que después de que Romney se impuso la semana a Obama en el primero de una serie de tres debates, un triunfo de Ryan en el de hoy pondría a los republicanos en una posición mucho más favorable camino a las elecciones.

En el debate no sólo estarán cara a cara dos generaciones diferentes, un vicepresidente de 69 años y un congresista de 42, sino también dos filosofías contrapuestas, la de un político demócrata de estilo informal frente a la de un republicano con una visión conservadora de la sociedad.


La VOA Transmite los debates
La VOA Transmite los debates

​​Muchos consideran al republicano un ferviente supervisor fiscal, un “duro” de las finanzas, que se hizo famoso en la Cámara de Representantes por los grandes recortes de su plan presupuestario, y que desde que ocupó un escaño como congresista por Wisconsin cuando tenía 28 años fue reelecto en seis oportunidades.

Biden es visto en cambio como un político de larga data y un orador mucho más apasionado, lo que lo acerca más al público, una cualidad que también podría traicionarlo habida cuenta de sus conocidas y reiteradas meteduras de pata verbales.

Con todo, gane quien gane, Obama y Romney tendrán otras dos oportunidades de inclinar la balanza de los votantes en un sentido o en otro cuando se enfrenten nuevamente a debatir ante las cámaras de televisión, el próximo 16 de octubre en Hempstead, New York, y luego el 22, justamente dos semanas antes de las elecciones, en Boca Raton, Florida.