Numerosos medios de prensa de EE.UU. suscribieron una carta de protesta por las restricciones que les impone la Casa Blanca.
Horas antes de entrar en vigor el cierre el pasado martes, Obama hizo declaraciones a la prensa en la Casa Blanca.

El presidente de EE.UU. menciona por su nombre a personas afectadas por la parálisis parcial del Gobierno y emplaza a los republicanos a que aprueben un presupuesto son condiciones.

Cierre del Gobierno-servicios
Cierre del Gobierno-servicios

​​El presidente Barack Obama dijo este sábado que el cierre del Gobierno tiene consecuencias “desgarradoras” para los estadounidenses y reiteró su llamamiento a los republicanos del Congreso para que pongan fin a cinco días de parálisis.

Los republicanos de la Cámara de Representantes, donde son mayoría, se mantienen firmes en su negativa a aprobar un presupuesto que ponga a funcionar de nuevo al Gobierno hasta que los demócratas acepten prorrogar la implementación del Obamacare.

En su mensaje semanal a la nación, Obama elevó la presión a los legisladores para que aprueben los fondos del año fiscal 2014 y apeló a los daños ocasionados por el cierre a personas que han perdido los servicios que reciben del Gobierno o temporalmente se han visto sin empleo.

Obama citó el caso de Kelly Mumper, una trabajadora del sector de educación con tres hijos militares, que ha sido una entre 150 de sus colegas que tuvieron que dejar de proporcionar cuidado a 770 niños enrolados en un programa educacional en Alabama.

También mencionó el caso de Julia Pruden, de North Dakota, quien no pudo conseguir un préstamo para comprar una casa en virtud de un programa establecido por el Departamento de Agricultura para el  desarrollo de áreas rurales.

“Estas han sido unas pocas entre las muchas cartas desgarradoras que he recibido de personas en las últimas dos semanas, incluidas más de 30 mil en los últimos días (…) Sé que los republicanos en la Cámara de Representantes están escuchando historias similares”, dijo.