La extensión de la prohibición de viajar a Corea del Norte está en vigor hasta el 31 de agosto del próximo año.
La extensión de la prohibición de viajar a Corea del Norte está en vigor hasta el 31 de agosto del próximo año.

Estados Unidos extendió el jueves la prohibición a los estadounidenses de viajar a Corea del Norte por otro año más, argumentando que era demasiado peligroso ir a ese país.

"La seguridad de los ciudadanos estadounidenses en el exterior es una de nuestras principales prioridades", dijo un funcionario del departamento de Estado. "La advertencia de viaje para Corea del Norte sigue vigente: el departamento de Estado advierte enérgicamente a los ciudadanos estadounidenses que no viajen a Corea del Norte".

La extensión de la prohibición de viajar, en vigor hasta el 31 de agosto del próximo año, se produce cuando los esfuerzos de Washington para negociar la desnuclearización de la península de Corea con Pyongyang se han estancado.

Cuando el presidente Donald Trump abandonó la cumbre de junio en Singapur con el líder norcoreano Kim Jong Un, Trump declaró que Corea del Norte "ya no era una amenaza nuclear" y consideró que Kim había acordado poner fin al programa de armas nucleares del Norte.

Sin embargo, en los últimos días, el líder estadounidense molesto por la lentitud de las conversaciones nucleares posteriores sobre cómo y cuándo Corea del Norte desmantelaría su arsenal nuclear, ordenó al secretario de Estado Mike Pompeo que renunciara a un viaje planeado a Pyongyang para más negociaciones.

El departamento de Estado señaló que bajo la ley estadounidense, Pompeo puede imponer restricciones geográficas de viaje a los estadounidenses bajo cualquiera de las tres condiciones: si un país está en guerra con EE. UU., hay hostilidades armadas en un país o región, o "hay un peligro inminente para la salud pública o la seguridad física de los viajeros estadounidenses en el país o área ".

El funcionario del departamento de Estado, dijo que Pompeo utilizó el tercero de los criterios para extender la prohibición de viajar.