Ben Hodges, teniente general retirado del Ejército de EE.UU., habla con periodistas al margen del Foro de Seguridad de Varsovia
Ben Hodges, teniente general retirado del Ejército de EE.UU., habla con periodistas al margen del Foro de Seguridad de Varsovia

VARSOVIA - El excomandante de las fuerzas del Ejército de Estados Unidos en Europa advirtió el miércoles que hay una "probabilidad muy fuerte" de un conflicto armado entre su país y China en el Pacífico.

"Creo que en 15 años no es inevitable, pero es muy probable que estemos en guerra con China", dijo el recientemente retirado teniente general estadounidense, Ben Hodges, en una reunión de expertos de defensa en el Foro de Seguridad de Varsovia en la capital polaca. 

El teniente general Ben Hodges, comandante del ejército estadounidense en Europa, a la derecha, es condecorado con la Cruz del Comandante con una Estrella de la Orden del Mérito por el presidente polaco, Andrzej Duda (izquierda), antes del desfile mili...

​​Hodges se desempeñó como comandante del Ejército de EE.UU. en Europa hasta el año pasado y ahora es experto en estudios estratégicos en el Centro para el Análisis de Políticas Europeas (CEPA), con sede en Washington.

"Estados Unidos no tiene la capacidad de hacer todo lo que tiene que hacer en Europa y en el Pacífico para hacer frente a la amenaza china", dijo, y también describió el compromiso de Estados Unidos con la OTAN como "inquebrantable".

Las maniobras de la OTAN a fines de octubre en Noruega pretenden ser una demostración de fuerza y unidad frente a una Rusia cada vez más asertiva.

Desde el 24 de octubre hasta el 7 de noviembre, el ejercicio Trident Juncture 18 atrae entre 45,000 a 50,000 soldados, el mayor movimiento de personal y vehículos de la OTAN desde la Guerra Fría.

"Está en el interés de Estados Unidos, y el liderazgo estadounidense lo sabe, tener un pilar europeo muy fuerte. Incluso si ningún país europeo está gastando un euro en su propia defensa, la estabilidad y la seguridad en Europa es en interés del Estados Unidos", dijo más tarde Hodges a AFP al margen del foro de seguridad.

"El presidente (Donald Trump) lo sabe, el secretario de Defensa (James) Mattis lo sabe, por lo que nos verán continuar invirtiendo aquí en Europa, entrenando, practicando fuerzas de rotación y asignando fuerzas permanentes para el eventualidad de que en diez o 15 años tendremos que luchar en el Pacífico ", agregó Hodges.

Los aliados de la OTAN han reforzado su presencia en el flanco este del bloque durante los últimos cuatro años, operando guarniciones en rotación en Europa oriental y los estados bálticos en respuesta a la anexión rusa de la península de Crimea en 2014.

El ejército estadounidense también estableció una nueva sede europea en Polonia en la primavera del año pasado para comandar a unas 6.000 de sus tropas desplegadas en las operaciones de la OTAN y el Pentágono a través de la frontera oriental de la alianza.

El movimiento es uno de los mayores despliegues de las fuerzas estadounidenses en Europa desde la Guerra Fría.

Con información de AFP