El soldado de primera clase Bradley Manning supuestamente habría proporcionado a WikiLeaks más de 700.000 archivos, videos y otro tipo de información del gobierno de Estados Unidos.
El soldado de primera clase Bradley Manning supuestamente habría proporcionado a WikiLeaks más de 700.000 archivos, videos y otro tipo de información del gobierno de Estados Unidos.

Las revelaciones por las que está acusado Manning mientras se desempeñaba como analista militar en Irak en 2010, representan un “grave” daño a la seguridad de Estados Unidos.

La revelación de información clasificada del gobierno de Estados Unidos a WikiLeaks en 2010, por la que está acusado el soldado Badley Manning, “puso en peligro la seguridad nacional”, afirmó el contraalmirante David Woods, ex jefe de la prisión de la Base Naval estadounidense de Guantánamo, Cuba al testificar ante la corte marcial que juzga al ex analista de 25 años.

Snowden “aparece” en Internet
Snowden “aparece” en Internet

​​
Durante el séptimo día del juicio que se lleva a cabo en la base militar de Fort Meade, en el estado de Maryland, el contralmirante Woods dijo que había revisado cinco evaluaciones de los detenidos de Guatánamo que fueron divulgadas por Manning, quien está acusado por la mayor “filtración” de datos clasificados en la historia de Estados Unidos.

​​De acuerdo con el ex jefe de la prisión de Guantánamo en 2011 y 2012, las revelaciones por las que está acusado Bradley Manning mientras se desempeñaba como analista militar en Irak en 2010, representan un “grave” daño a la seguridad del país.

El soldado, cuyo caso está siendo juzgado por una Corte Marcial, enfrenta 21 acusaciones, entre las que se cuenta la de ayudar al enemigo, por lo cual podría ser condenado a cadena perpetua sin libertad condicional si es declarado culpable. Hasta el momento se ha declarado culpable de al menos 10 cargos de los que está acusado.

Según la causa, Manning supuestamente habría proporcionado a WikiLeaks más de 700.000 archivos, videos y otro tipo de información del gobierno de Estados Unidos, entre los cuales se cuentan informes clasificados sobre las guerras en Irak y Afganistán, además de los archivos sobre los prisioneros de Guantánamo.

Otro testimonio que fue escuchado durante la nueva sesión del juicio fue el del vicealmirante Robert Harward, el subcomandante del Comando Central responsable de las operaciones en Medio Oriente y Afganistán.

El vicealmirante Horward  explicó que había analizado unos 120 documentos que hacen parte de la acusación contra Manning, incluyendo el reporte sobre el ataque aéreo de 2009 en Afganistán que causó la muerte de decenas de civiles. Durante su testimonio coincidió en afirmar que las “filtraciones” representan “graves daños a la seguridad nacional de Estados Unidos".

Por su parte, el analista en contraterrorismo Jeffrey Motes, también declaró ante la Corte Marcial criticando las filtraciones por las que está acusado Manning, en particular por las revelaciones sobre la información que Estados Unidos disponía de los detenidos en Guantánamo.​​