El boom migratorio mexicano ha llegado a un crecimiento cero y probablemente se ha revertido.
El boom migratorio mexicano ha llegado a un crecimiento cero, y probablemente se ha revertido.

La población de mexicanos en los Estados Unidos –documentados e indocumentados—cayó a 12 millones, marcando el fin de un boom migratorio que había comenzado en los años 70,

Tras cuatro décadas en las que unos 12 millones de mexicanos vinieron a los Estados Unidos, la tendencia de la mayor ola migratoria de la historia de este país se ha detenido y probablemente se está revirtiendo, según un nuevo informe del Pew Hispanic Center.

Hallazgos en la inmigración mexicana
Hallazgos en la inmigración mexicana

​​El Centro Pew, con sede en Washington, informó que la profunda caída en la tendencia comenzó hace cinco años, coincidiendo más o menos con el bajón en la economía de los Estados Unidos, el aumento del número de deportaciones y el control de las áreas del norte de México que ejercen los grupos criminales asociados con el narcotráfico.

La población de mexicanos en los Estados Unidos –documentados e indocumentados—cayó a 12 millones, marcando el fin de un boom migratorio que había comenzado en los años 70, cuando los residentes nacidos en México eran 760.000. El pico de la ola migratoria sucedió en el 2007, cuando se contabilizaba 12.6 millones de mexicanos en Estados Unidos.

El estudio también establece que 1.4 millones de mexicanos regresaron a su país desde 2005, incluyendo unos 300.000 menores nacidos en los Estados Unidos. La mayoría de ellos se fueron voluntariamente, pero una minoría significativa se fue deportada y no regresó.

Contrastando con la disminución de gente nacida en México, la población inmigrante de Estados Unidos ha continuado creciendo y alcanzaba los 39.6 millones en el 2011, según el censo poblacional.

Además, el número de méxico-estadounidenses viviendo en Estados Unidos –tanto inmigrantes como residentes con ascendencia mexicana—continúa creciendo, y llegaba a 33 millones en el 2010.