Heather Nauert, elegida por el presidente Donald Trump para ser la próxima embajadora de EE.UU. ante las Naciones Unidas pero nunca nombrada oficialmente, se retiró de consideración, dijo el Departamento de Estado.
Heather Nauert, elegida por el presidente Donald Trump para ser la próxima embajadora de EE.UU. ante las Naciones Unidas pero nunca nombrada oficialmente, se retiró de consideración, dijo el Departamento de Estado.

WASHINGTON - Heather Nauert, elegida por el presidente Donald Trump para ser la próxima embajadora de Estados Unidos ante las Naciones Unidas pero nunca nombrada oficialmente, se retiró de consideración, dijo el Departamento de Estado.

Nauert, una portavoz del Departamento de Estado, dijo en una declaración del departamento que "los últimos dos meses han sido agotadores para mi familia y, por lo tanto, es en el mejor interés de mi familia que retire mi nombre de consideración".

Lea: Trump nomina a William Barr para Dep. de Justicia y a Nauert para Embajadora en la ONU

La inminente nominación de Nauert se había considerado una venta difícil en el Senado, donde se habría enfrentado a preguntas difíciles sobre su relativa falta de experiencia en política exterior, según asesores del Congreso.

Un problema potencial relacionado con una niñera que ella y su esposo habían empleado también puede haber sido un factor en su decisión de retirarse, según un asistente. Ese problema, que fue informado por primera vez por Bloomberg el sábado, se centró en una niñera extranjera que estaba legalmente en EE.UU. pero que no tenía un estatus legal para trabajar, según el asistente, que no tenía autorización para discutir el asunto públicamente y habló bajo condición de anonimato.

El asistente dijo que algunos de los involucrados en el proceso de investigación consideraron que la inexperiencia de Nauert y las preguntas sobre su capacidad para representar a EE.UU. en las Naciones Unidas, como un problema mayor.

Lea también: Senador republicano expresa dudas sobre elegida para embajador en la ONU

La embajadora inicial de Trump en la ONU, Nikki Haley, sirvió durante casi los dos primeros años de la administración. Ella anunció su renuncia en octubre con planes de dimitir para fin de año.

En diciembre, Trump dijo que nominaría a Nauert, llamándola "muy talentosa, muy inteligente, muy rápida" y diciendo que pensaba que ella sería "respetada por todos". Después de las elecciones de noviembre que fortalecieron el control republicano del Senado, su confirmación parecía probable, si no fácil. Sin embargo, Trump nunca presentó el nombre de Nauert en el Senado y no se programó ninguna audiencia de confirmación.

El Departamento de Estado en su declaración dice que Trump anunciaría un candidato para el puesto de Estados Unidos "pronto".

Nauert era reportera del canal Fox News cuando se unió al Departamento de Estado como portavoz hace casi dos años, cuando Rex Tillerson era secretario de estado. Ella ascendió a los escalones superiores de la jerarquía del departamento después de que Trump despidiera a Tillerson en marzo de 2018 y Mike Pompeo lo reemplazara.

Vea: Renuncia embajadora de EE.UU. ante la ONU

En la declaración del departamento, Pompeo dijo que respetaba la decisión de Nauert sobre el puesto en la ONU, y que ella desempeñó sus funciones como miembro principal de su equipo "con una excelencia inigualable".

"Servir en la administración durante los últimos dos años ha sido uno de los mayores honores de mi vida y siempre estaré agradecida al Presidente, al Secretario y a mis colegas del Departamento de Estado por su apoyo", dijo Nauert en la declaración del departamento.

Antes de llegar al Departamento de Estado, Nauert fue una presentador de noticias de última hora en el programa de televisión favorito de Trump, "Fox & Friends". Con una maestría de la Escuela de Periodismo de la Universidad de Columbia, se había mudado a Fox de ABC News, donde era reportera de asignaciones generales.

Nauert, quien no tenía una buena relación con Tillerson y había considerado abandonar el departamento, fue nombrada subsecretaria de Estado para la diplomacia pública y asuntos públicos después de su partida. Ese nombramiento terminó en octubre.