Vehículos de la policía bloquean el área del complejo de apartamentos McAlnuty Acres en Baldwing, un suburbio al sur de Pensilvania, durante la investigación del tiroteo a una sinagoga, el sábado 27 de octubre.
Vehículos de la policía bloquean el área del complejo de apartamentos McAlnuty Acres en Baldwing, un suburbio al sur de Pensilvania, durante la investigación del tiroteo a una sinagoga, el sábado 27 de octubre.

El hombre acusado por el tiroteo en una sinagoga de Pittsburgh el sábado por la mañana gritó insultos antisemitas, incluido "Todos los judíos deben morir", mientras disparaba al azar, dijo el domingo un funcionario estadounidense.

Bowers, de 46 años, estaba armado con un rifle de asalto y tres armas de fuego durante su tiroteo dentro de la sinagoga Tree of Life (Árbol de la Vida) mientras feligreses judíos rezaban, dijo el FBI.

Entró en la sinagoga poco antes de las 10 a.m. Al final del ataque de 20 minutos, 11 estaban muertos y seis resultaron heridos de gravedad, incluidos varios agentes de policía.

Justo antes de ingresar al edificio, una cuenta de redes sociales que parecía pertenecer a Bowers publicó un mensaje antisemita en el sitio web Gab, un portal de redes sociales complementario utilizado en gran parte por nacionalistas blancos y miembros de la extrema derecha.

"No puedo sentarme y ver que que matan a mi gente. Al demonio cómo se ve. Voy a entrar", decía el post.

El sábado por la noche fue acusado de 29 cargos criminales, incluidos 11 cargos federales por delitos de odio. Entre los cargos también se incluyen 11 cargos de usar un arma de fuego para matar. Solo estos cargos conllevan una pena de muerte máxima, aunque no se ha tomado ninguna decisión sobre la pena de muerte.

El perfil social de Bowers incluye una serie de comentarios antisemitas y teorías de conspiración. Los comentarios antisemitas en las redes llevaron a las autoridades a designar al FBI como la agencia principal para investigar el ataque como un crimen de odio.

En un mensaje poco antes del tiroteo, Bowers menciona a la organización HIAS, la Sociedad de Ayuda para Inmigrantes Hebreos. El post acusa a la agencia de traer "invasores para que maten a nuestra gente".

No está claro a quién se refería Bowers cuando decía "nuestra gente".

En la página que parece pertenecer a Bowers, el hombre escribió sobre una serie de teorías de conspiración y su estricta oposición a la inmigración, especialmente la caravana de migrantes que ha provocado la ira de la administración Trump.

Bowers, sin embargo, dijo que no votó por Trump. Le parecía creer que el presidente era demasiado blando con los de la fe judía y escribió que Trump estaba rodeado de esas personas, lo que le impedía mantenerse fiel a su lema: "Haz que Estados Unidos vuelva a ser grande".