Un manifestante porta un cartel que dice "No a Kavanaugh, creo en Christine Blasey Ford" frente ala Corte Suprema de EE.UU. ein Washington, el  24 de septiembre de 2018.
Un manifestante porta un cartel que dice "No a Kavanaugh, creo en Christine Blasey Ford" frente ala Corte Suprema de EE.UU. ein Washington, el 24 de septiembre de 2018.

Los republicanos del Senado de Estados Unidos contrataron a unafiscal de Arizona para interrogar el jueves a una mujer que acusa de abuso sexual al candidato a la Corte Suprema Brett Kavanaugh.

Los republicanos describieron a Rachel Mitchell como "una fiscal de carrera con décadas de experiencia procesando crímenes sexuales".

Kavanaugh ha negado haber abusado sexualmente a su acusadorahace décadas cuando estaban en la escuela secundaria. Los republicanos sugieren que los demócratas están involucrados en una campaña de desprestigio para desbaratar la confirmación de Kavanaugh.

Archivo. El nominado para la Corte Suprema de EE.UU. Brett Kavanaugh habla durante su audiencia de confiramción en el Senado el 5 de septiembre de 2018.

​​"Los demócratas del Senado y sus aliados están tratando de destruir la vida personal y profesional de un hombre sobre la base de denuncias de hace décadas que no están confirmadas ni corroboradas", dijo el líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell.

El líder de la minoría demócrata Chuch Schumer respondió a McConnell.

"Si el líder McConnell estuviera realmente preocupado porqueestas acusaciones fueran partidistas, se uniría a nosotros para pedir una investigación de antecedentes del FBI, que se pueda realizar en silencio, en forma sobria, rápida, efectivamente".

El presidente Trump acusó a los demócratas de montar una "estafa" y criticó una segunda acusación contra Kavanaugh de que se expuso a sí mismo en una fiesta universitaria hace décadas.

Kavanaugh, un juez conservador y la segunda elección para el máximo tribunal que hace Trump, fue nominado para cubrir la vacante creada por la jubilación del juez Anthony Kennedy.