El presidente de EE. UU., Trump, saluda después de aterrizar en el aeropuerto regional de Sioux Falls.
El presidente de EE. UU., Trump, saluda después de aterrizar en el aeropuerto regional de Sioux Falls.

El presidente Donald Trump aseguró el viernes que no quiere dañar la economía de Canadá, pero también advirtió que si impone aranceles a los automóviles fabricados en el país vecino, será "devastador" para los canadienses.

"Si gravo los autos que vienen de Canadá, sería devastador. Pero no quiero hacer eso", dijo Trump a reporteros a bordo del avión presidencial. "Sí lo uso como herramienta para negociar, donde no quieren darnos algunas cosas. Yo digo, está bien, preferiría imponer aranceles a los autos que mandas, y gano muchos puntos con eso". 

Trump ofreció estas declaraciones cuando se dirigía a Fargo, Dakota del Norte, mientras la canciller canadiense Chrystia Freeland se reunía en Washington con el representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer. A

mbos países han estado tratando de llegar a un acuerdo que permita a Canadá mantenerse en el bloque comercial de Norteamérica con México y Estados Unidos. 

Después de dos horas de sesiones, Freeland dijo a reporteros que "podrías decir en este momento que seguimos negociando". 

Freeland no dijo si las negociaciones continuarían el viernes más tarde o la próxima semana. 

Lighthizer tiene planes para viajar a Bruselas la próxima semana. 

La semana pasada, Estados Unidos y México llegaron a un acuerdo preliminar para remplazar el TLCAN, pero esas negociaciones excluían a Canadá, el tercer socio del pacto.