El presidente Donald Trump habla durante un evento sobre la crisis de opioides, en la Casa Blanca, el miércoles 24 de octubre del 2018, en Washington.
El presidente Donald Trump habla durante un evento sobre la crisis de opioides, en la Casa Blanca, el miércoles 24 de octubre del 2018, en Washington.

WASHINGTON D.C. - El presidente Donald Trump se comprometió el miércoles a poner una "gran mella" en el flagelo de la adicción a las drogas en los Estados Unidos al firmar una legislación destinada a ayudar a enfrentar la crisis de opioides, la epidemia de sobredosis más mortal en la historia del país.

Casi 48,000 personas murieron el año pasado por sobredosis de opioides. En general, las muertes por sobredosis de drogas en los Estados Unidos han comenzado a estabilizarse, pero el Secretario de Salud y Servicios Humanos, Alex Azar, dice que es demasiado pronto para declarar victoria.

La legislación agregará opciones de tratamiento y hará que el Servicio Postal de EE.UU. analice los paquetes en el extranjero en busca de una forma sintética de opioides llamada fentanilo que se envía en gran parte desde China.

La medida obliga a dar datos electrónicos avanzados en todos los paquetes internacionales, incluidos los entregados por el Servicio Postal, y establece plazos para que el Departamento de Seguridad Nacional, Aduanas y Protección de Fronteras y el Servicio Postal lleven a cabo la evaluación.

El gobierno de Obama se comprometió a ampliar el tratamiento y el Congreso otorgó 1 mil millones de dólares en subvenciones a los estados. Trump declaró que la epidemia de opiáceos era una emergencia nacional y dos importantes proyectos de ley de financiamiento han pasado bajo su mandato. 

"Mi administración también ha lanzado un esfuerzo sin precedentes para atacar a los narcotraficantes y traficantes", dijo Trump. "Estamos cerrando las redes en línea, tomando medidas contra los envíos internacionales y persiguiendo a los traficantes extranjeros como nunca antes".

La Casa Blanca dice que el Departamento de Justicia ha cerrado a un gran distribuidor de drogas del "Darknet", y en agosto acusó a dos ciudadanos chinos de fabricar el fentanilo de envío y otras 250 drogas a por lo menos 25 países y 37 estados.

El fentanilo es barato, pero es 50 veces más poderoso que la heroína, según el senador Rob Portman, republicano por Ohio, quien fue reconocido en el evento en la Casa Blanca, junto con otros legisladores que contribuyeron a que se aprobara el proyecto de ley.