"Esperaría que todo salga muy bien para el juez" Brett Kavanaugh, dijo el presidente Donald Trump de la investigación que el FBI hace a las acusaciones contra su nominado a la Corte Suprema de EE.UU.
"Esperaría que todo salga muy bien para el juez" Brett Kavanaugh, dijo el presidente Donald Trump de la investigación que el FBI hace a las acusaciones contra su nominado a la Corte Suprema de EE.UU.

WHEELING, VIRGINIA OCCIDENTAL, EE.UU. - El presidente Donald Trump utilizó el sábado la complicada situación de su nominado para la Corte Suprema, Brett Kavanaugh, como grito de guerra por el voto republicano en noviembre, indicando que ellos pueden ayudar a rechazar las “tácticas despiadadas y abusivas” que, dice, los demócratas han usado contra el jurista.

“Vemos este horrible, horrible, grupo radical de demócratas. Ustedes ven qué está sucediendo justo ahora”, declaró Trump en un acto frente a miles de partidarios en Virginia Occidental. Trump ganó la votación en ese estado en 2016 por 42 puntos porcentuales y sigue siendo popular ahí.

“Y ellos están decididos a recuperar el poder por cualquier medio que sea necesario. Ustedes están siendo testigos de la codicia, de la bajeza. A ellos no les importa a quién afectan, sobre por quién deben pasar para hacerse del poder”, afirmó.

“No vamos a entregárselo”, sostuvo Trump.

En medio de la nueva investigación de su candidato a la Corte Suprema, el presidente de Estados Unidos, mantuvo su apoyo al juez Kavanaugh el sábado, diciendo que "con suerte, al final, todo estará bien".

Trump, hablando con reporteros en el jardín sur la Casa Blanca antes de partir al mitin político en lVirginia Occidental, notó que el FBI "está investigando todo, hablando con todos", incluyendo mujeres que acusaron a Kavanaugh de conducta sexual inapropiada, y " yo esperaría que todo salga muy bien para el juez ".

Kavanaugh, el juez federal de apelaciones nominado por Trump para integrar el máximo tribunal de la nación, parecía dirigirse a su confirmación en el cargo hasta que una profesora de California, Christine Blasey Ford, lo acusó de agresión sexual ocurrida cuando ambos eran adolescentes en Maryland en la década de 1980. Desde entonces otras dos mujeres lo han acusado de violencia sexual. Kavanaugh ha rechazado las acusaciones.

Ford inicialmente realizó sus acusaciones en una carta confidencial dirigida a la senadora Dianne Feinstein, por California y la demócrata de mayor rango en la Comisión de Asuntos Jurídicos del Senado. Pero la misiva se filtró después de la audiencia inicial de confirmación de Kavanaugh ante la comisión, y posteriormente Ford relató su historia al The Washington Post.

Feinstein negó ser la fuente de la filtración, pero Trump la culpó por ello y se mofó de ella durante el mitin, diciéndoles a sus seguidores que recordaran su respuesta cuando se le preguntó del asunto.

“Toda la nación ha sido testigo de la desvergonzada conducta del Partido Demócrata”, comentó Trump.

Feinstein le respondió a Trump vía Twitter, diciendo que actuó de manera “consistente” con los deseos de privacidad de Ford desde el momento que recibió la carta de la profesora.

“Mantuvimos confidencial su carta y no filtramos su contenido o existencia a nadie”, afirmó.

Líderes del Senado aceptaron postergar por una semana la votación sobre la confirmación de Kavanaugh para darle tiempo al FBI a concluir su pesquisa. La Comisión de Asuntos Jurídicos del Senado señaló que la investigación deberá concluirse el próximo viernes.