Elizabeth Warren fue una de las primeras en viajar a los primeros estados que participan en las primarias Iowa y New Hampshire.
La senadora por Massachusetts atribuye la epidemia de los opioides al "dinero y poder” que ostentan las empresas farmacéuticas en Estados Unidos.

La aspirante a la candidatura presidencial demócrata Elizabeth Warren develó su plan para combatir la epidemia de opioides en Estados Unidos, en que propone invertir 100.000 millones de dólares en 10 años para combatir las repercusiones de salud pública causadas por esa plaga.

El plan de Warren se deriva de una ley aprobada en 1990 para combatir la epidemia del sida y se financiaría gracias al impuesto a los más adinerados que ella ha sugerido.

También puede leer: Trump, ‘Big Pharma’, y el abuso de opioides

Warren, senadora por Massachusetts, anunció su propuesta el miércoles antes de iniciar una gira de campaña por Ohio y Virginia Occidental, donde visitará una municipalidad que demandó a empresas farmacéuticas.

Warren atribuye la epidemia de los opioides al "dinero y poder” que ostentan las empresas farmacéuticas en Estados Unidos. Las compañías niegan que sus sistemas de distribución influyen en la alta tasa de sobredosis que aqueja al país.