A person walks through the stands at Oi Hockey Stadium ahead of the the 2020 Summer Olympics, Thursday, July 22, 2021, in Tokyo…
na persona camina por las gradas en el Estadio de Hockey Oi antes de los Juegos Olímpicos de Verano de 2020, el jueves 22 de julio de 2021, en Tokio, Japón.

WASHINGTON - Salvo otro aplazamiento, la ceremonia inaugural del viernes de los Juegos Olímpicos de Tokio lanzará competiciones eclipsadas por una pandemia que ya ha provocado un gran retraso, ha interferido con el esplendor antes de los juegos, mantendrá a los espectadores alejados de las gradas y evitará que algunos atletas compitan.

Para los observadores casuales en Estados Unidos, la emoción y la anticipación son difíciles de encontrar, ya que los Juegos Olímpicos compiten por la atención con terribles titulares nacionales e internacionales.

"Apenas hemos escuchado mucho sobre eso", dijo a la VOA Kevin Watson de Alexandria, Virginia. "Ya ha sido una decepción, con pocas entrevistas con los atletas o comerciales de televisión para promover los deportes".

Incluso antes de la pandemia, los índices de audiencia en horario estelar de los Juegos Olímpicos de Verano habían estado disminuyendo.

Los datos recopilados por Zeta Global en Nueva York indicaron que el 60% de los estadounidenses no estaban interesados ​​o entusiasmados con los Juegos de Tokio. Y al menos el 45% ni siquiera los esperaba.

Noah Lyles celebrates after winning the final in the men's 200-meter run at the U.S. Olympic Track and Field Trials Sunday,…
Se prevé que los atletas se expresen abiertamente durante los Juegos Olímpicos
El Comité Olímpico Internacional enfrenta el reto de que los atletas usen el derecho universal de la libre expresión en unos juegos de Tokio 2020 marcados por el descontento social que se ha propagado por el mundo en los últimos años.

Sin espectadores

Según el sitio web de Zeta Global, las razones incluyeron el aplazamiento de los Juegos el año pasado, menos deseo de sentarse frente al televisor después de un año de encierro y la exclusión de espectadores en los eventos.

"Dado que no habrá espectadores para mirar, animar, burlarse y gritar en las gradas detrás de los competidores, eso hace que la cobertura sea aburrida", dijo Alex Willman en Carlsbad, California, en una entrevista de la VOA. "La mejor parte de cualquier evento deportivo con una gran audiencia es ver su reacción a los resultados".

Eliot Greenwald dijo que no había prestado mucha atención al período previo a los Juegos Olímpicos. El ávido marinero de Bethesda, Maryland, dijo que probablemente se interesaría más en los eventos una vez que comenzaran, especialmente en deportes acuáticos como navegar y bucear.

Dado que algunos de los atletas dieron positivo por el coronavirus en Tokio, algunas personas piensan que los Juegos deberían posponerse nuevamente.

"Me encantan los Juegos Olímpicos, pero no creo que deban estar sucediendo ahora", dijo a VOA por teléfono Barry Hunter, un entrenador de boxeo del Headbangers Gym en Washington. Agregó que debido a la pandemia, "la persona promedio en Estados Unidos no está tan entusiasmada con ellos como lo estaría normalmente".

"Parecen menos importantes cuando hay una pandemia en todo el mundo", dijo Louise Korver, que vive en Huntersville, Carolina del Norte.

Sin embargo, Jeff Shell, el director ejecutivo de NBCUniversal, la principal cadena de televisión estadounidense que transmite la mayor parte de los Juegos Olímpicos, cree que es el momento adecuado para que comiencen los Juegos.

NBC está transmitiendo 7.000 horas de cobertura a través de sus múltiples redes de televisión. Shell dijo en una conferencia virtual esta semana que los Juegos de Tokio podrían ser los Juegos Olímpicos más rentables en la historia de NBC.

Algunos fanáticos están ansiosos

La falta de entusiasmo está lejos de ser universal. Algunos estadounidenses están ansiosos por ver sus deportes favoritos.

Luisa Handem Piette en Londonderry, New Hampshire, dijo que estaría entre las personas pegadas a la televisión viendo los Juegos Olímpicos. "La audiencia de Estados Unidos será mucho mayor de lo previsto", dijo en una entrevista telefónica con VOA.

Bob Mandau, en Chesterland, Ohio, dijo que "da la bienvenida a los Juegos Olímpicos como una ruptura muy necesaria de la política negativa en la televisión".

Mientras tanto, Rick Kinney de Wellesley, Massachusetts, dijo que los estadounidenses como él verían los Juegos Olímpicos porque "a la gente le gusta una historia agradable sobre lo duro que trabajaron los atletas para llegar a los Juegos".

Sam Doering está en el equipo de natación de Hendrix College en Conway, Arkansas. Seguirá a la estadounidense Katie Ledecky, una de las mejores nadadoras del mundo y favorita para las mejores medallas en los Juegos.

"Creo que será fantástico ver a Ledecky y, con suerte, a otros nadadores estadounidenses, hacerlo bien en las competencias de natación", dijo. "Y escuchar el himno nacional después de haber ganado las medallas es realmente genial".

De todos los eventos, se prevé que la gimnasia femenina sea la más popular entre los espectadores estadounidenses. Zeta Global predijo que el 33% de las personas interesadas en los Juegos Olímpicos se centrarían en esa competencia.

Ashley Umberger, propietaria y entrenadora en jefe de North Stars Gymnastics Academy en Boonton, Nueva Jersey, dijo que pensaba que el equipo femenino de Estados Unidos "va a ser el único a seguir" mientras los estadounidenses sintonizan para ver a Simone Biles, la gimnasta mejor clasificada, “que realmente está rompiendo barreras”.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones, o bien, síguenos en redes sociales: FacebookTwitter e Instagram.