Jim Nickel, encargado de negocios de la Embajada de Canadá en Beijing, habla con los medios de comunicación frente al Tribunal Popular Intermedio No. 2 de Beijing después del juicio de Michael Kovrig, un canadiense detenido en diciembre de 2018 por sospecha de espionaje. Beijing, el 22 de marzo de 2021.
Jim Nickel, encargado de negocios de la Embajada de Canadá en Beijing, habla con los medios de comunicación frente al Tribunal Popular Intermedio No. 2 de Beijing después del juicio de Michael Kovrig, un canadiense detenido en diciembre de 2018 por sospec

HALIFAX, CANADÁ - Los veteranos de la comunidad de inteligencia de Canadá están abogando públicamente para que el país considere si debe ingresar a una esfera que, hasta ahora, en gran parte ha dejado a otros, el espionaje extranjero.

Tres funcionarios gubernamentales retirados, todos los cuales ocupaban puestos de alto rango relacionados con inteligencia, argumentaron en el periódico nacional más prominente de Canadá este mes que el gobierno debería explorar la idea de crear una agencia independiente similar a la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de Estados Unidos o al MI6 de Gran Bretaña.

“¿Ha llegado el momento de que Canadá desarrolle la capacidad de recopilar inteligencia extranjera de fuentes humanas en el exterior? … Quizás lo sea ”, escribieron los tres en un artículo de opinión del 11 de junio en el Toronto Globe and Mail.

La recopilación de inteligencia extranjera nunca ha sido una prioridad para Canadá, que disfruta de la seguridad de amplios océanos al este y al oeste y un vecino amistoso al sur. Incluso el trabajo de erradicar a los espías extranjeros en suelo canadiense se dejó durante mucho tiempo a la aclamada Real Policía Montada de Canadá (RCMP), más conocida internacionalmente por sus chaquetas rojas ceremoniales y sombreros Stetson.

"Canadá y Estados Unidos son los aliados más cercanos, los socios comerciales más importantes y los amigos más antiguos", dijo el primer ministro canadiense Justin Trudeau durante una conferencia de prensa celebrada en Ottowa, luego de conversaciones bilaterales virtuales con el presidente estadounidense Joe Biden.
EE.UU. y Canadá acuerdan trabajar para contrarrestar influencia de China
EE.UU. y el Canadá acuerdan trabajar para contrarrestar influencia de China

La RCMP renunció a ese papel en 1984 cuando Canadá estableció el Servicio de Inteligencia de Seguridad Canadiense, o CSIS. Pero incluso esa agencia se limitó en gran medida a un papel de contrainteligencia, con un mandato legislativo para operar "dentro de Canadá".

Si bien el CSIS tiene personal en el extranjero, la mayor parte de lo que Canadá obtiene sobre las intenciones de otros gobiernos proviene de fuentes públicas, "inteligencia de señales" o monitoreo electrónico, e informes de sus misiones diplomáticas.

Su acceso principal a la llamada "inteligencia humana" o HUMINT, esencialmente espionaje en lugar de monitoreo electrónico, ha sido a través de su membresía en "Five Eyes", una cooperativa de intercambio de inteligencia que incluye a los Estados Unidos, Gran Bretaña, Australia y Nueva Zelanda.

“Contribuimos a lo que hicieron otros países, pero nunca sentimos la necesidad de hacerlo nosotros mismos”, explicó Peter Jones, uno de los autores del artículo de opinión del 11 de junio, en una entrevista con VOA.

“Hubo quejas ocasionales de los aliados de Canadá de que debido a que no teníamos un servicio [de inteligencia extranjera] no estábamos poniendo suficientes cosas sobre la mesa. No creo que eso sea cierto”, dijo Jones.

Partidarios del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, vestidos con ropa asociada al grupo Proud Boys, durante una marcha…
Canadá designa al grupo supremacista Proud Boys como una organización terrorista
El Ministerio de Seguridad canadiense calificó al grupo como "una organización neofascista" que "jugó un papel fundamental en la insurrección en el Capitolio de Estados Unidos".

Pero, agregó, "no me imagino" que la creación de una capacidad de recopilación de inteligencia extranjera haría cualquier cosa más que mejorar la relación.

Jones es un exanalista de políticas en la Secretaría de Seguridad e Inteligencia de la Oficina del Consejo Privado de Canadá, un organismo de alto nivel que asesora al gabinete federal. Sus coautores fueron Alan R. Jones, un oficial retirado del CSIS que se desempeñó en numerosos puestos operativos y políticos, y Laurie Storsater, quien ocupó cargos de seguridad e inteligencia en varias agencias gubernamentales.

Graham Plaster, el director ejecutivo con sede en Washington de The Intelligence Community Inc., una firma consultora de seguridad nacional, está de acuerdo en que Estados Unidos probablemente estaría complacido de ver a Canadá desarrollar una capacidad de recopilación de inteligencia más sólida.

"Estados Unidos se beneficia cuando nuestros aliados invierten en capacidades de seguridad nacional", dijo Plaster a VOA. “Una nueva organización HUMINT en Canadá, capacitando y coordinando con sus contrapartes estadounidenses, sería un beneficio estratégico para ambas naciones”.

Jones advirtió que existen límites a lo que Canadá podría estar dispuesto a hacer para ayudar a sus aliados.

“Preveo posibles problemas si algunos de los aliados esperan poder utilizar el servicio [de inteligencia extranjera] de Canadá para ayudarlos a acceder a regiones o individuos que actualmente no pueden”, dijo.

"Si bien esa colaboración se lleva a cabo y es productiva, Canadá deberá pensar detenidamente cómo y cuándo pone sus capacidades al servicio de otros cuyas políticas en determinadas regiones no son las mismas que las nuestras".

FILE PHOTO: The White House is seen in Washington, U.S., December 22, 2018. REUTERS/Yuri Gripas/File Photo
Policía de Canadá dice que se enviaron seis cartas con ricina a EE.UU., incluida una a la Casa Blanca
El FBI investiga cartas sospechosas de contener ricino, enviadas a fuerzas del orden y centros de detención en el sur de Texas.

Una decisión importante para Canadá si decide desarrollar una capacidad HUMINT es si debe expandir el mandato del CSIS o crear una agencia completamente nueva.

El exoficial del CSIS, Phil Gurski, dijo a la VOA que favorece una expansión de la agencia existente, argumentando que "el CSIS tardó años en ponerse al día" después de que se estableció en 1984.

Pero otros sugieren que Canadá debería seguir el ejemplo de sus aliados de intercambio de inteligencia, que en su mayor parte segrega la recopilación de inteligencia nacional y extranjera en agencias separadas.

Jones dijo que aún no está seguro de qué opción debería adoptar Canadá.

"Creo que tenemos que mirarlo", dijo. “Mi intuición es que probablemente deberíamos pensar en crear una nueva agencia. … Me preocupa combinar los mandatos de diferentes servicios de inteligencia que hacen cosas diferentes”.

"Si Estados Unidos, Australia, Gran Bretaña y otros estuvieran creando sus servicios de inteligencia hoy, tal vez hubieran creado uno combinado... pero históricamente no es así como se ha hecho", agregó.

El artículo de opinión escrito por Jones y sus dos colegas no abordó una pregunta clave. Si Canadá entrara en el negocio del espionaje extranjero, ¿a quién espiaría exactamente?

La Real Policía Montada Canadiense informa sobre un plan terrorista desarticulado gracias a información proporcionada por EE.UU. Al fondo imagen del sospechoso.
Canadá desbarata plan terrorista con información del FBI
Material provisto por EE.UU. que incluía un video de mártir ayudó a ubicar al sospechoso.

Jones reconoció que Canadá carece de un nicho geográfico obvio como su aliado Australia, que contribuye a los Cinco Ojos principalmente desde su principal área de operaciones en Asia.

Pero cuando se le preguntó qué debería estudiar un joven canadiense que busca una carrera en inteligencia, dijo: “Aprendería chino, ruso o árabe. Hay regiones del mundo que serán un interés duradero para Canadá, sin importar qué gobierno esté en el poder".

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones; o bien, síguenos en redes sociales: FacebookTwitter e Instagram