El presidente francés, François Hollande (centro) y la ministra de Cultura, Fleur Pellerin (derecha) y el presidente del  Institut du Monde Arabe, Jack Lang (L) posan frente a un rótulo que lee "Yo soy Charlie".
El presidente francés, François Hollande (centro) y la ministra de Cultura, Fleur Pellerin (derecha) y el presidente del Institut du Monde Arabe, Jack Lang (L) posan frente a un rótulo que lee "Yo soy Charlie".

Musulmanes franceses tienen, como todos, derechos y responsabilidades, remarca el presidente francés ante una audiencia árabe.

El presidente francés, François Hollande, dijo este jueves que la población musulmana común son las víctimas primarias del “fanatismo, fundamentalismo y la intolerancia” como las mostradas en los ataques de la semana pasada en París.

Hollande habló en el Instituto del Mundo Árabe, donde abrió el primer foro internacional "Reinvenciones del Mundo Árabe" en París.

Kerry: un gran abrazo a París
Kerry: un gran abrazo a París

​​“El islam es compatible con la democracia”, recordó Hollande, a la vez que destacó la importancia de rechazar las amalgamas entre los musulmanes y quienes cometieron los atentados de la semana pasada en Francia, que se cobraron 17 víctimas.

“Los franceses de confesión musulmana tienen los mismos derechos, las mismas obligaciones que todos los ciudadanos. Deben ser protegidos. El laicismo contribuye a hacerlo porque respeta todas las religiones", dijo el presidente.

Hollande subrayó que "el orden republicano debe ejercerse con firmeza frente a quienes la toman contra todos los lugares de culto, como sinagogas, mezquitas e iglesias", e insistió en que los actos antisemitas y antimusulmanes "deben ser no solo denunciados, sino castigados severamente".

"Francia es un país amigo, pero Francia es un país que tiene reglas, principios y valores, y entre esos valores hay uno que no es negociable, y que no lo será nunca, es la libertad, la democracia", agregó.

"Quiero que los (musulmanes) que viven en Francia puedan sentirse unidos, protegidos, respetados, de la misma forma que ellos deben respetar a la República", insistió.