El líder norcoreano Kim Jong Un habla durante la apertura de la 3ª Reunión Plenaria del 8º Comité Central del Partido de los Trabajadores de Corea.
El líder norcoreano Kim Jong Un habla durante la apertura de la 3ª Reunión Plenaria del 8º Comité Central del Partido de los Trabajadores de Corea.

SEUL - El líder norcoreano Kim Jong Un ordenó a su gobierno estar preparado tanto para el diálogo como para la confrontación con la administración Biden, pero más para la confrontación, informaron medios estatales el viernes, días después de que Estados Unidos y otros instaran a Corea del Norte a abandonar su programa nuclear y volver a las conversaciones.

La declaración de Kim indica que probablemente presionará para fortalecer su arsenal nuclear y aumentará la presión sobre Washington para que renuncie a lo que Corea del Norte considera una política hostil hacia el Norte, aunque también se preparará para reanudar las conversaciones, dicen algunos expertos.

Durante una reunión del partido gobernante el jueves, Kim analizó en detalle las tendencias políticas de los Estados Unidos bajo el presidente Joe Biden y aclaró los pasos a tomar en las relaciones con Washington, dijo la Agencia Central de Noticias de Corea. No especificó los pasos.

U.S. President Joe Biden and South Korea's President Moon Jae-in hold a joint news conference after a day of meetings at the…
Biden y Moon preocupados por situación en Corea del Norte
Los planes para la desnuclearización de Corea del Norte, el apoyo de EE. UU. a Corea del Sur a combatir el COVID1-9 y el intercambio de tecnología fueron los temas centrales del encuentro.

Kim "enfatizó la necesidad de estar preparados tanto para el diálogo como para la confrontación, especialmente para estar completamente preparados para la confrontación a fin de proteger la dignidad de nuestro estado" y garantizar la seguridad nacional, dijo.

En 2018-19, Kim celebró una serie de cumbres con el entonces presidente Donald Trump para discutir el avance del arsenal nuclear de Corea del Norte. Pero las negociaciones fracasaron después de que Trump rechazó los pedidos de Kim de un amplio alivio de las sanciones a cambio de una entrega parcial de su capacidad nuclear.

La administración de Biden ha trabajado para formular un nuevo enfoque sobre el programa nuclear de Corea del Norte que describe como "calibrado y práctico". Los detalles de su política con Corea del Norte no han sido publicados, pero los funcionarios estadounidenses han sugerido que Biden buscará un término medio entre las reuniones directas de Trump con Kim y la "paciencia estratégica" del expresidente Barack Obama para frenar el programa nuclear de Kim.

A principios de esta semana, los líderes de las naciones ricas del Grupo de los Siete emitieron un comunicado pidiendo la desnuclearización completa de la península de Corea y "el abandono verificable e irreversible" de los programas nucleares y de misiles de Corea del Norte. Pidieron a Corea del Norte que entable y reanude el diálogo.

(from L) Canadian Minister of Foreign Affairs Marc Garneau, Britain's Foreign Secretary Dominic Raab, Japanese Minister of…
Ministros del G-7 discuten sobre China, Myanmar, Corea del Norte y Rusia
Las conversaciones ministeriales del G-7 preparan las condiciones para una cumbre de líderes del grupo en junio en Gran Bretaña.

Sung Kim, el principal funcionario estadounidense sobre Corea del Norte, visitará Seúl el sábado para una reunión trilateral con funcionarios surcoreanos y japoneses. Su viaje enfatiza la importancia de la cooperación de tres vías en el trabajo hacia la desnuclearización completa de la península de Corea, dijo el Departamento de Estado.

Kim Jong Un ha amenazado recientemente con ampliar su arsenal nuclear y fabricar armas de alta tecnología dirigidas al territorio continental de Estados Unidos si Washington se niega a abandonar su política hostil hacia Corea del Norte.

En marzo, el ejército de Kim realizó sus primeras pruebas de misiles balísticos de corto alcance en un año. Pero Corea del Norte sigue manteniendo una moratoria sobre los ensayos nucleares y de misiles de largo alcance, una indicación de que Kim todavía quiere mantener vivas las perspectivas de la diplomacia.

Kwak Gil Sup, director de One Korea Center, un sitio web especializado en asuntos de Corea del Norte, escribió en Facebook que la declaración de Kim sugería que estaba adoptando un enfoque de dos vías para reforzar la capacidad militar y prepararse para las conversaciones. Pero dijo que es más probable que Kim se centre en aumentar la fuerza militar y repetir su demanda de que Estados Unidos retire su política hostil, en lugar de volver apresuradamente a las conversaciones.

Kim dijo la semana pasada que el ejército de Corea del Norte debe permanecer en alerta máxima para defender la seguridad nacional.

El analista Cheong Seong-Chang del Instituto Sejong en Corea del Sur dijo que Corea del Norte probablemente volverá a las conversaciones, pero no aceptará un llamado a la desnuclearización completa e inmediata. Dijo que Corea del Norte puede acceder a una propuesta para congelar su programa atómico y reducir parcialmente su arsenal nuclear en etapas si la administración Biden relaja las sanciones y suspende sus ejercicios militares regulares con Corea del Sur.

Cha Duck Chul, portavoz adjunto del Ministerio de Unificación de Corea del Sur, dijo que está monitoreando de cerca la reunión política en curso de Corea del Norte y quiere volver a enfatizar que la mejor manera de lograr la paz en la península de Corea es a través del diálogo.

En Beijing, el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Zhao Lijiang, pidió un diálogo renovado entre Corea del Norte y Estados Unidos y dijo que "creemos que la situación de la península de Corea se enfrenta a una nueva ronda de tensión".

Kim convocó a la reunión del Comité Central del Partido de los Trabajadores en el poder que tiene lugar esta semana para revisar los esfuerzos para reconstruir la economía, que se ha visto gravemente paralizada por el cierre de fronteras pandémico, la mala gestión en medio de las sanciones lideradas por Estados Unidos y los daños causados ​​por las tormentas a los cultivos y la infraestructura el año pasado.

El martes, Kim inauguró la reunión advirtiendo sobre una posible escasez de alimentos e instando a los funcionarios a encontrar formas de impulsar la producción agrícola porque la situación alimentaria del país "ahora se está poniendo tensa". También instó al país a prepararse para las restricciones extendidas de COVID-19, sugiriendo que Corea del Norte extenderá el cierre de su frontera y otros pasos a pesar del estrés en su economía.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones; o bien, síguenos en redes sociales: FacebookTwitter e Instagram.