El crucero Viking Sky arriba a Molde, Noruega, el 24 de marzo de 2019, tras sufrir problemas en medio de una tormenta.
El crucero Viking Sky arriba a Molde, Noruega, el 24 de marzo de 2019, tras sufrir problemas en medio de una tormenta.

Noruega abrirá una investigación para averiguar el motivo por el cual un crucero con más de 1.300 personas a bordo zarpó a pesar de las alertas de tormenta, forzando una gran evacuación, informaron las autoridades.

Empleados de hospital informaron que una persona se encuentra en condición crítica y ocho más siguen hospitalizadas después de que el Viking Sky tuviera problemas en la costa de Noruega el sábado. Las autoridades lanzaron una arriesgada operación de rescate evacuando con helicóptero a 479 pasajeros de la embarcación.

Dag S. Liseth, del Consejo de Investigaciones de Accidentes de Noruega, dijo que “el riesgo al que se expusieron el barco, los pasajeros y tripulación nos hizo decidir investigar el incidente”.

El crucero, que zarpó de la ciudad norteña de Tromsoe y se dirigía a Stavanger en el sur de Noruega, sufrió una falla de motor antes de hacer la llamada de emergencia al dirigirse hacia una costa rocosa. Muchos naufragios han ocurrido en esa zona a lo largo de los años.

Durante todo el sábado y hasta la mañana del domingo se evacuó a la gente vía aérea, con el ritmo disminuyendo cuando dos de los cinco helicópteros de rescate tuvieron que desviarse para rescatar a nueve tripulantes de un buque de carga en problemas.

El Viking Sky ahora está atracado en la ciudad portuaria de Molde, a 390 kilómetros (241 millas) al noroeste de Oslo, a donde finalmente logró llegar con sus dos motores.