FILE PHOTO: European Union flags flutter outside the European Commission headquarters in Brussels
El Acuerdo de París tiene el objetivo más ambicioso de limitar el calentamiento global a 1,5 grados Celsius (2,7 Fahrenheit) para finales de siglo, en comparación con la era preindustrial.

Los países integrantes de la Unión Europea llegaron a un acuerdo climático preliminar este miércoles, que pretende que el bloque alcance la neutralidad de emisiones de dióxido de carbono para 2050.

En esencia los 27 estados miembros y el Parlamento Europeo acordaron nuevos objetivos para reducir sus emisiones en la víspera de una cumbre virtual ofrecida por el presidente de Estados Unidos, Joe Biden.

“Nuestro compromiso político de convertirnos en el primer continente de neutralidad climática para 2050 es ahora también un compromiso legal. La ley climática pone a la UE en una senda verde durante una generación”, dijo la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

El acuerdo, que se negoció la noche anterior, exponer el compromiso de la UE con el objetivo intermedio de reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero en al menos un 55% para 2030, en comparación con los niveles de 1990.

“Ya era hora de que hubiera un acuerdo, Europa debe mostrar dónde se posiciona ante los avances positivos en Estados Unidos y China”, dijo el eurodiputado Peter Liese, negociador del grupo democristiano Partido Popular Europeo.

El objetivo para 2030 era de un 40%, pero se amplió ante la presión de las crecientes pruebas del cambio climático y de un electorado con más conciencia ecológica, aunque el Parlamento Europeo aspiraba a una meta mayor del 60%.

Estados Unidos, el segundo mayor emisor de gases de efecto invernadero por detrás de China, se está preparando para anunciar su nuevo objetivo de reducción de emisiones para 2030.

Después de la salida durante la administración Trump, Estados Unidos ha regresado al Acuerdo Climático de París de 2015 con el gobierno de Biden y todos los socios globales se reunirán en Glasgow, Escocia, para buscar objetivos más firmes.

Desde que llegó a la presidencia en enero, el presidente Biden ha revertido las políticas del gobierno anterior, con gran acogida de parte de la comunidad internacional.

Tanto Washington como Bruselas aspiran a tener “emisiones neutras” para mediados de siglo, un objetivo que los científicos ven necesario para evitar que las temperaturas globales suban por encima de 2 grados Celsius (3,6 Fahrenheit) para el año 2100.

El Acuerdo de París tiene un objetivo más ambicioso de limitar el calentamiento global a 1,5 grados Celsius (2,7 Fahrenheit) para finales de siglo, en comparación con la era preindustrial, lo que probablemente requeriría reducciones más drásticas de las emisiones globales.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones; o bien, síguenos en redes sociales: FacebookTwitter e Instagram.