El papa Francisco, que ha criticado ya una "cultura de encubrimiento" en la Iglesia, llevará la investigación hasta la cima.
El comunicado de la Santa Sede asegura que el Papa Francisco entiende "como estos crímenes pueden sacudir la fe".

EL VATICANO - El Vaticano, en su primera respuesta al reporte de un gran jurado en Pensilvania sobre abuso sexual de menores por parte de 300 sacerdotes, expresó este jueves sentir "vergüenza y dolor".

Un comunicado leído por el vocero de la Santa Sede, Greg Burker, dice que la Iglesia Católica "debe aprender duras lecciones de su pasado", y que ya prometió responsabilizar a los responsables y cómplices. 

La nota califica las acusaciones como un "crimen y moralmente censurable".

"La Santa Sede trata con mucha seriedad el trabajo de investigación del gran jurado de Pensilvania y el extenso reporte provisorio que produjo. La Santa Sede condena inequívocamente el abuso sexual de menores".

Burke dijo que esos actos "robaron a los sobrevivientes su dignidad y su fe", y agregó que "la Iglesia debe aprender lecciones duras de su pasado, y debe haber responsabilidad tanto de los abusadores como de los que permitieron que ocurriera el abuso".

En el comunicado resaltan la "necesidad de cumplir" con las leyes civiles, incluyendo el reporte obligatorio de abuso contra menores. El texto indica que el Papa Francisco entiende "como estos crímenes pueden sacudir la fe y el espíritu de los creyentes" y que le gustaría "erradicar este trágico error". 

La investigación de 18 meses realizada desde la Corte Suprema de Pensilvania y que cubre todas las diócesis del estado, sería una de las más exhaustivas sobre el abuso sexual dentro la iglesia Católica en Estados Unidos.

Más temprano este mismo jueves, los obispos de Estados Unidos solicitaron una investigación dirigida por el Vaticano, acompañada por investigadores civiles, sobre las acusaciones de abuso sexual por parte del excardenal de Washington Theodore McCarrick.

Esta semana, el Papa ha estado bajo presión para que haga frente a la creciente crisis de abuso sexual que se ha presentado ya en varios continentes.