Texas tiene el mayor índice de embarazo adolescente del país, casi 43.000 en 2011. Casi dos terceras partes eran madres hispanas.
Texas tiene el mayor índice de embarazo adolescente del país, casi 43.000 en 2011. Casi dos terceras partes eran madres hispanas.

Según un reciente informe de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades la menor incidencia se presentó entre las adolescentes hispanas donde la tasa disminuyó hasta en un 40%.

De “asombroso” ha sido catalogada la disminución de embarazos entre adolescentes hispanas en EE.UU. donde el índice en 22 estados ha bajado hasta en un 40%.

Según un reciente informe de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) el índice de embarazos entre adolescentes ha bajado considerablemente de manera general en todo el país, pero las cifras más dramáticas recaen sobre la población hispana y en los estados del sur del país y en varios estados de la montaña.

Los expertos atribuyen esta disminución a varios factores, que difieren en cada estado, pero especialmente consideran que la débil economía ha reducido el entusiasmo por tener hijos porque la disminución entre adolescentes coincide con la baja de nacimientos en general en los últimos cinco años.

Embarazo entre adolescentes
Embarazo entre adolescentes

​​

Sobre la disminución entre las jóvenes entre 15 y 19 años también señalan que se debe a que las adolescentes están mejor informadas y tienden a adoptar con el paso de los años las prácticas e ideologías del país donde viven. Además debido al tema de la inmigración en los últimos años han llegado menos jóvenes indocumentadas al país.

Según el informe de los CDC que se basa en los certificados de nacimiento de 2007 a 2011, el año pasado, se presentó una mejora general en el índice de embarazo adolescente: un récord mínimo de 31 nacimientos por cada mil adolescentes. Eso se compara con 42 nacimientos por cada mil cinco años antes.

Para el jefe de programas de la Campaña Nacional para la Prevención del Embarazo Adolescente y no Planeado, la mejora en general se debe celebrar y no considera que se deba a facatores geográficos o políticos sino atribuye el crédito a las adolescentes de quienes dice “toman mejores decisiones sobre sus relaciones sexuales, la contracepción y su futuro".