Google Meet entra al ruedo de plataformas de comunicación en masa para competir contra Zoom, Skype y otras.
Google Meet entra al ruedo de plataformas de comunicación en masa para competir contra Zoom, Skype y otras.

WASHINGTON - El gigante tecnológico Google ha puesto a disposición su plataforma llamada Meet, un sistema de teleconferencias que pretende competir contra Zoom, que comenzó a ganar notoriedad desde que millones de personas comenzaron a trabajar desde casa.

Google, filial de Alphabet Inc, dijo esta semana que se podrán celebrar pronto videoconferencias gratuitas en Meet, convirtiendo esta herramienta, hasta ahora solo para empresas, en un gran rival para Zoom y otras aplicaciones deseosas de captar usuarios en mitad de la pandemia de coronavirus.

Google Meet está disponible a través de la dirección meet.google.com, así como a través de sus aplicaciones para iOS y para Android.

Según un comunicado publicado en el Blog en español de Google, enfatizan la protección de seguridad con las que cuenta la plataforma y agregan que los datos de Meet no se utilizan para publicidad o para vender datos a terceros.

Aunque la compañía abrirá gradualmente Meet en las próximas semanas, los usuarios podrán empezar a inscribirse. Google ha ofrecido videoconferencias gratuitas durante casi 12 años a través de Hangouts, pero su popularidad disminuyó por considerarse anticuada desde el punto de vista de seguridad y tecnológico.

La empresa también mantiene Duo, una aplicación de videollamadas solo accesible a través de teléfonos inteligentes.

Smita Hashim, directora de gestión de productos de Google, dijo en una entrevista que la empresa recomienda a los consumidores el uso de Meet antes que Hangouts.

“Dado que el COVID ha tenido un impacto en la vida de todos, sentimos que había una razón para llevar a todos algo desarrollado primero para empresas”, dijo, en referencia al COVID-19, la enfermedad causada por el nuevo coronavirus. “Es un producto más seguro, fiable y moderno”.

Las llamadas a través de Meet pasan por los servidores de Google, lo que le permite ofrecer subtítulos automáticos, solucionar problemas y cumplir con los requisitos legales en materia de privacidad. Pero dichas llamadas no serán almacenadas. Las empresas y las escuelas tendrán acceso exclusivo a la grabación de las reuniones y a otras opciones.

(Con información de Reuters)