Logo de Uber, septiembre 2018.
Nuevo logo de aplicación Uber en un iPhone. Washington, D.C., septiembre 27 2018.

(Y estrena nuevo logo)

El servicio de transporte Uber acordó pagar $ 148 millones por haber ocultado que su base de datos fue pirateada, lo cual expuso información personal de conductores y clientes.

En noviembre de 2016, Uber descubrió que piratas informáticos habían logrado acceso a información personales de aproximadamente 600.000 conductores de Uber, incluidos sus números de licencia de conducir. Los “hackers” también robaron direcciones de correo electrónico y números de teléfono celular de 57 millones de pasajeros en todo el mundo.

Los reclamos, presentados en todos los estados de EE. UU. y el Distrito de Columbia, indicaron que, en lugar de informar a los conductores involucrados, Uber ocultó los hechos durante más de un año y pagó para garantizar que los datos no se usarían indebidamente.

"Este es uno de los casos más atroces que hemos visto en términos de notificación: un retraso de un año es inexcusable", dijo la procuradora general de Illinois, Lisa Madigan, a The Associated Press.

El principal representante legal de Uber, Tony West, dijo que la decisión de revelar el ataque cibernético del que fue objeto la empresa, se hizo después de los cambios importantes en la administración de Uber.

"Representa los principios que nos gobiernan hoy: transparencia, integridad y responsabilidad", dijo West.

Según cálculos, cada conductor de Uber afectado recibiría aproximadamente $ 100.